La ópera está en buenas manos

Clarita siempre se preguntó ¿Por qué (todos los días) sus papás se levantaban tan temprano?; por ahí donde vivía mi amiga, el agua llegaba a las tres de la mañana y se iba a las cinco. Mientras los papás de aquella llenaban los tambos, las caricaturasen la madrugada del Pájaro Loco y Tom y Jerry tenían fragmentos de conciertos de una música que la conmovía. No sabía si la ponía triste o solo la entretenía.

Música, ópera, conciertos

Fotografía de Javier Herrera

Placido Domingo subió al escenario después de una firme introducción llena de frescura. Los que repetían concierto no paraban de ufanarse de haberlo visto más joven, en teatro o en algún escenario europeo, los que degustaban de una inocente primera vez, tenían ese brillo en los ojos que solo un primer beso puede dar.

Música, ópera

El tenor español se hizo acompañar de la soprano estadounidense Micaela Oeste. Fotografía de Javier Herrera

Ópera, zarzuela, opereta y música latina fueron los acompañantes de la velada, junto al maestro Elgin Kong, también se presentaron Plácido Domingo Jr., la soprano estadounidense, Micaela Oeste, del bando guatemalteco María José Morales, el tenor Mario Chang, y más de sesenta músicos de la Orquesta de Querido Arte,  todos a la altura que el evento ameritaba.

Mario Chang, tenor guatemalteco. Fotografía de Javier Hererra

Encontré a Clarita en las primeras mesas del frente del escenario he intercambie un par de palabras, me contó que se había casado, que tenia 2 hijos y que estaba de visita en Guatemala, que es doctora y que también toca el violín, pero lo que más me llamó la atención fue que lloraba mientras me hablaba cuando le pregunté qué le preocupaba, me dijo que nada, que la noche estaba helada y que parecía madrugada, que las gotas de lluvia acompañaban sus lagrimas como la llegada del agua potable a su antigua casa.

Música, conciertos, ópera

Fotografía de Javier Herrera

Infinitas gracias dijo Plácido Domingo, estamos encantados de volver y encontrarnos con un excelente trabajo realizado por los esposos María José y Mario, la ópera está en buenas manos.

Plácido Domingo, ópera

Fotografía de Javier Herrera

Autor: Javier Herrera

(Guatemala, 1987) Camino por ahí observando hacía todos lados, menos mi camino, por eso me pierdo.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *