El caldo de la semana
Jul07

El caldo de la semana

Lidiar con la cruda es parte del placer de la borrachera, eso cuando tenés billetes en las bolsas; yo me busqué entre el pantalón, y sólo pude encontrar tres monedas de veinticinco centavos, dos chicles de menta, las llaves de la casa, un cuarzo que me regalo una amiga bruja y un papel arrugado en donde apunté el número telefónico de Leticia, no podía recordar quién era ella.

Read More