Nuestros tatas que eran tristes y bravos
Feb27

Nuestros tatas que eran tristes y bravos

Estudié en varios colegios. No me gustaba ir a clases, no me gustaba que me dijeran qué hacer, qué leer, cómo jugar, dónde tenía que sentarme. Casi siempre me sentaba hasta atrás, donde estaban los más chingones, brutos e indisciplinados.

Read More