Como un dios en Tegucigalpa
May12

Como un dios en Tegucigalpa

Uno echa los brazos atrás, sobre las bancas de madera y deja que la brisa que se precipita desde El Picacho le acaricie la cara (ciertamente, a los humanos nos gusta que nos sirvan, pero muchas veces no servimos para devolver esos favores, esos servicios).

Read More