El placer culposo de un hombre serio
Abr07

El placer culposo de un hombre serio

Finalmente cierran trato, ella se sube al auto. Es alta, morena, fuerte, con un exagerado y penetrante perfume que en otro momento hubiese ofendido a Armando, o a cualquier alto ejecutivo de la empresa, pero no ahora, al contrario; lo excita en serio.

Read More