Yo fui una de las miles de babys
Abr14

Yo fui una de las miles de babys

El sexo vende y la industria musical lo sabe. No hay que ser apretados y puritanos en ese aspecto, nos gusta todo aquello que contenga palabras que nos inciten a coger, mejor aún si tiene música y un ritmo pegajoso que nos invite a bailar y tararear la letra en cualquier momento del día.

Read More