El amor en los tiempos del féisbuc

Este es para unos un espacio de flirteo;

para otros, como yo, un espacio de catarsis;

para unos cuantos estudiados, un espacio de exhibicionismo intelectual;

para lxs bonitos, una vitrina para aferrarse y alimentar su ego;

para los desocupados, un espacio de esparcimiento…;

para los enemigos ideológicos, un espacio para desacreditar al adversario:

para los poseedores de bienes, un espacio para demostrar que han sido exitosos (ocultando sus estrategias para que no les copien la clave);

para los altruistas, un espacio para demostrar que son buena onda;

para los religiosos, un púlpito virtual…

Para los que honesta y desinteresadamente exponen sus ideas en contra del sistema,

un espacio para darse cuenta que están solos.

Y para los resentidos, también me incluyo,

un espacio para echarle mierda a todos.

 

Pluma invitada:

Abraham Villatoro Hidalgo

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *