Ardua jornada carnal

Fotografía por Danilo Ramírez.

Fotografía por Danilo Ramírez.

 

Pensaba que descendía en línea directa de algún dios griego. O acaso que había sido dejado, como Moi y demás abandonados, a las puertas reales de Rana Humeante, rey de Uaxactún o de Pacal, rey de Palenque. Y que mi poesía, mi Poesía perdón, hablaba y se emborrachaba con la de Nicanor, Artaud o Juan Gelman. La verdad, ahora que recién bajo del árbol de tus pechos, no soy sino un humilde obrero del amor. Y sufro mi condición de asalariado y demás brutalidades. Pero amo. Y me bebo una cerveza en el Bar El Olvido. Y amaso en una ardua jornada carnal tus vellos carnívoros. Y martillo en horas extras tu caníbal ombligo. ¿De dónde saqué yo semejante mierda celestial si tú ya estabas donde yo estaba a un tiro de carne con carne, boca con boca, orejas que al sumarlas no dan sino fuego, purísimo fuego del bueno y hasta del malo. Chinguen a su madre semejantes deidades y dame un beso. (Yo, tú y las flores. Yo, tú y los amores).

Rafael Gutiérrez

 

Autor: Rafael Gutiérrez

Rafael Gutiérrez (Guatemala 1958) Escritor, editor, poeta y ensayista. Trabaja desde hace tiempo por la promoción de la lectura y las nuevas voces en el ámbito de la poesía. Actualmente, dirige la revista de la Universidad de San Carlos de Guatemala y continúa sin pausa su creación poética.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *