Artivismo

Fotografía por Lozano

Fotografía por Lozano

¿Puede el arte trasformar la coyuntura social?

La primera vez que escuché la palabra “Artivismo” recuerdo haber pensando en el término perfecto para definir algunas acciones públicas en las cuales surgía la pregunta:

¿Es eso arte o una protesta?

Aunque este término contempla una dualidad razonable debido a que ambas buscan una interacción social, es una situación en disputa entre los artistas y activistas pues siempre surgen los cuestionamientos, ¿si es arte por qué no está en una galería? o ¿si está en una galería puede funcionar como protesta?

Para poder definir la palabra artivismo necesitamos conocer los términos que engloban a esta palabra.

El activismo en su definición más primigenia se refiere a las acciones que responden a una línea de pensamiento político, social o religioso realizado en la vía pública.

Tomando lo anterior es necesario definir el término “acción pública” que se describe como las acciones que se realizan en la vía pública tomando como escenario lo cotidiano o lo urbano, donde los actores son contemplados por el espectador quien forma parte de la acción interactuando con los objetos, personas, y dinámicas que representa.

Muchas veces se confunde activismo y artivismo, las diferencias las encontramos en sus líneas de trabajo y objetivos.

El activismo posee un proceso de pensamiento lineal que busca el cambio social y  parte de estrategias metodológicas, que tiene una acción para contemplar la incidencia política y acciones más estratégicas en el ámbito político, social o de organismos.

El artivismo comprende una función multicausal. No busca tener incidencia política, más bien, comprende que las cosas no cambian en un evento y que es la unión de las circunstancias que deben de entrar en diálogo con la población y que de esto puede derivar la crítica y un pensamiento colectivo.

También es importante comprender la diferencia entre el activismo y el arte político. Muchas veces estos tienden a vincularse aunque cada uno posee características diferentes que son metodológicas.

Muchos artistas en la actualidad utilizan trabajos artísticos con tendencias políticas, a eso no se le considera artivismo, pues aunque utilizan el espacio público y la denuncia social, no contemplan en sus formas el anonimato o la colectividad implícita de la acción.

Para dejar más claro lo anterior definamos cuáles son las características del activismo según el texto de Manuel Delgado:

 

  1. Se realiza en un espacio público.
  2. Exalta valores de espacios urbanos de libre concurrencia.
  3. Elabora mensajes formales y visuales.
  4. Contempla un posicionamiento crítico.
  5. Tiene una voluntad de interacción con el ámbito social.
  6. Tiene una vinculación con la especificidad del lugar.
  7. Posee un compromiso con la realidad social.

 

En estas características no se ven descritas ninguna corriente artística específica, pues estas son acciones pragmáticas que constan de una hibridación; es decir, una mezcla de diferentes técnicas, corrientes, métodos o formatos. Es por eso que el activismo es multidisciplinario con ciertas especialidades como:

 

  1. Renuncia a la autoría:

Al artivismo no le interesa el sentido de apropiación de la pieza, algunas veces le es necesario matar al autor pues este pudo generar una contradicción con el sentido de búsqueda de la colectividad, por lo tanto se presentan como colectivo o anónimo. Sin embargo, esto no se da en todas las ocasiones.

 

  1. Autogestión:

No está vinculado a ninguna empresa privada, de gobierno ni posee alguna financiación extranjera. Todo lo genera con recursos propios; con esto se pretende conservar íntegro y abierto a cualquier denuncia social, política, religiosa o partidista.

 

  1. Utiliza la sátira:

El humor o la metáfora es herramienta principal en su acción. Al utilizar estos elementos el artivismo busca crear una función de denuncia contestataria no violenta que puede llegar a la reflexión sin un encuentro agresivo.

 

  1. Generación de acontecimiento:

El artivismo busca el lugar, objeto y acción adecuada para que el mensaje pueda llegar en forma de un acontecimiento. Este debe de ser mediatizado. Los medios de comunicación forman una parte importante del artivismo. Sin estos, las acciones no logran su objetivo: generar redes comunitarias de diálogos.

 

La vinculación social es una de las principales necesidades del artivismo, este entiende que su mensaje debe de ser transmitido y que los agentes deben ser las personas que observan e interactúan con la acción, el objeto o lugar. El artivismo debe de atraer a la gente creando emociones, rompiendo normas, deshaciendo esquemas mentales; debe buscar la reflexión e invitar a actuar.

 

Un artivista debe conocer el entorno social, y buscar las herramientas adecuadas y sensibles que este toca, sin llegar a la agresión o confrontación directa y violenta. Debe de ser capaz de articular su enojo con las condiciones existentes en el mundo y traducirlas en un humor relajado para poder construir un imaginario imposible; muchas veces exacerbar los acontecimientos sociales para destacar su lado ridículo y así generar un pensamiento crítico ante tal situación.

 En otras definiciones el artivismo es un pasaporte para que otra gente pueda observar el activismo porque toma la estética del arte y lo aplica a la política.

 

 Historia del artivismo

Aunque la definición anterior de activismo es contemporánea, sus raíces en realidad están en las vanguardias artísticas. Los abuelos del artivismo podrían ser considerados los situacionistas. Ellos provienen de una corriente marxista, su pensamiento central es la creación de situaciones junto con el movimiento avant-garde.

Estos poseían una irreverencia social y un espíritu crítico con respecto a todo el contexto social de la época. Estos se formaron el 28 de julio de 1957. Los situacionistas son el resultado de la unión de los grupos de arte vanguardistas como:

 

  • Internacional letristas
  • movimiento internacional por un Bauhaus imaginaste
  • Asociación psicogeográfica de Londres.

Utilizan el happening como herramienta de autogestión. Una de las acciones más famosas de los situacionistas sucedió en una iglesia de París cuando uno de sus miembros, Michel Mourre, se vistió como monje y se introdujo en un altar con un panfleto que decía “Dios está muerto” y lo recitó a toda voz.

Los situacionistas mutan a los internacional situacionistas que son una asociación de intelectuales con tendencias revolucionarias. Como discípulos marxistas estos buscaban “acabar con la sociedad de clases que actuaba como sistema opresivo y el de combatir el sistema ideológico contemporáneo de la civilización occidental”, todo este espíritu queda plasmado en El documento «¿Cómo hacer?», que integraría el espíritu social, político y artístico.

Los situacionistas trajeron el artivismo a activarse en la actualidad, siendo una práctica que se ha realizado en todas partes del mundo.

 

Algunos ejemplos de artivismo:

 

Reclaim the Streets

 

Este colectivo de arte percibe las carreteras como “comunes” y buscan la manera de recuperarlas. Su crítica es en contra de la carretera como medio capitalista y el rechazo a la cultura automovilística promoviendo así la ecología. Este se convirtió en un catalizador de los movimientos anti-capitalistas globales de los años 90.

Una de las primeras acciones que realizaron fue una fiesta en la calle en el norte de Londres en mayo de 1995. Dos carros chocaron de frente y sus conductores entraron en un estado violento, paralizaron el tráfico y 500 personas se hicieron presentes saliendo de una estación de metro con música rave, comida gratis y una fiesta singular. Para la realización de estas fiestas improvisadas fue necesario mantener en secreto el destino, incluso los mismos participantes no lo conocían. De esta manera reducían las probabilidades de que los policías llegaran con antelación. Después de encontrase desconcertados en el tráfico, los automovilistas se unían a la fiesta y así Reclaim the Streets cumplía con su trabajo de paralizar la calle y el comercio que circulaba sobre él.

http://rts.gn.apc.org

 

ACT UP

Por sus siglas en inglés, Coalición del Sida para Desatar el Poder fue fundado en 1987 para llamar la atención sobre la pandemia del sida. ACT UP busca conseguir legislaciones favorables, promover la investigación científica y la asistencia a los enfermos, hasta conseguir todas las políticas necesarias para alcanzar el fin de la enfermedad.

Estos han producido más de una docena de acciones, desde una manifestación en una iglesia, el encadenamiento en Wall Street y una de las más mediatizadas: la toma de la CBS.

En 1991 durante la operación Tormenta del Desierto, ACT UP entra a los estudios de la CBS donde se grababa el noticiero de turno cuando empezaba su transmisión diaria. En pleno ingreso gritaron la consigna “El sida es noticia. Lucha contra el sida no contra los árabes”. El presentador de turno no tuvo más remedio que callar ante la sorpresa. A esta le siguió una serie de acciones que utilizaban el objeto y el espacio público, por ejemplo; en la Terminal Gran Central de NY desplegaron una manta que decía: “Dinero para el sida no para la guerra” y “Una muerte por sida cada 8 minutos”.

 

Pret a revolter

Durante las manifestaciones en contra del Banco Mundial en Barcelona se reportaron muchas agresiones a los manifestantes de parte de la policía. Por eso, en el 2001 se creó una serie de trajes que se diseñaron para contrarrestar el abuso de poder de una forma creativa y graciosa. Estos trajes además de ser vistosos y coloridos estaban especialmente diseñados para la protección de la violencia policial con forros resistentes a golpes. Utilizaba un humor visual y un “Fashion Statement” como explicó Aviv Kruglansky uno de los artistas de Pret a revolter.  Querían contrarrestar la imagen violenta que los medios de comunicación habían impuesto a los manifestantes. A través de los trajes comunicaban la resistencia como un espacio de apertura, alegría y creatividad.

http://leodecerca.net/proyectos/pret-a-revolter/

 

 Artivismo en Latinoamérica

Estas acciones también han llegado a Latinoamérica, con sus grandes desigualdades e injusticias sociales el artivismo actúa como una plataforma de denuncia social.

México

Pintemos las fuentes paremos las balas

Esta iniciativa busca esclarecer y resolver los asesinatos, las desapariciones, los secuestros, las fosas clandestinas, la trata de personas, y el conjunto de delitos que han agraviado a la sociedad.  Para elaborar una denuncia más clara colcaron color a las fuentes principales de la ciudad de México con un tinte vegetal color rojo, el cual hacia que todo alrededor se viera como un charco gigantesco de sangre, después algunos miembros del colectivo se metieron a la fuente causando más drama a la acción.

Paremos las balas, pintemos las fuentes.

 

Cuba

Tania Burgueros

Si bien esta es una artista con producción individual y no un colectivo, es pionera en la interpretación del lenguaje latinoamericano del artivismo. Tania desarrolló el concepto latinoamericano de artivismo como “arte de conducta” en el cual investiga la relación del comportamiento del público con su pieza. En el área del artivismo propone el “Arte Útil” en el cual se enfoca el arte y la activación pública como método para el cambio y conciencia social.

Dentro de sus acciones más emblemáticas está el “Susurro de Tatlin” realizado en la Habana Cuba que generó su detención. La acción consiste en un micrófono abierto al público el cual se puede utilizar para un minuto de expresión libre, con el tema “Momento político específico”. En esta acción, personas lloraron, hicieron denuncia entre otros.

https://vimeo.com/21394727

 

Guatemala

En Guatemala siendo un país con un pasado de 30 años de conflicto armado y una negación constante a la libertad de expresión, por mucho tiempo los colectivos de denuncia social fueron  reprimidos aunque podemos mencionar al grupo de poetas Saker-Ti o el colectivo Vértebra que si bien no responden al denominado artivismo son referentes específicos de denuncia social y dialogan con el contexto del país en los  años 60 y 70. Tanto Saker-Ti y Vértebra fueron sin duda referentes para muchos artistas que hacen acciones públicas y performances utilizando una de las primeras características del artivismo: el escenario urbano.

Uno de ellos es Jorge De León que en el marco de las elecciones presidenciales 2015 colocó una guillotina tamaño real en el Parque Central frente al Palacio Nacional. Acción que se mediatizó y causó furor en los medios internacionales, haciendo referencia a la selección del nuevo candidato presidencial. Jorge utilizó el medio público para dialogar con un objeto y la relación que este podría representar con la revolución francesa y la eliminación de la realeza.

 

http://lahora.gt/jorge-de-leon-instala-guillotina-frente-al-palacio/

 

Regina José Galindo

Su trabajo artístico es de alto contenido político. Una de las piezas emblemáticas que dialoga con la coyuntura de ese momento del país es la de “Quién puede borrar las huellas” En esta acción Regina elabora una caminata de la Corte de Constitucionalidad hasta el Palacio Nacional, dejando huellas hechas con sangre humana, estas huellas representan a las víctimas del conflicto armado interno. Justo en ese momento el ex presidente Efraín Ríos Montt estaba siendo juzgado por genocidio.

 

http://hemisphericinstitute.org/hemi/es/galindo-huellas

 

Dentro de estos artistas también se encuentra Aníbal López y su pieza 30 de Junio en la cual coloca carbón en toda la calle por donde pasaría un desfile militar, haciendo una analogía a las tierras arrasadas y el desplazamiento y asesinato de poblaciones indígenas por parte de las fuerzas armadas.

 

 H.I.J.O.S

Este colectivo está formado, por familiares y amigos de los desaparecidos y asesinados durante el conflicto armado interno. Salen por primera vez a las calles el 30 de junio de 1999 para exigir la detención del desfile militar. Además de participar en diversas manifestaciones, esta organización se ha dedicado a hacer distintas acciones públicas.

 

Han intervenido exitosamente todos los puntos de la ciudad con fotografías que muestran la fecha y el año de los desaparecidos, a tal punto de que si uno se dirige al centro histórico probablemente verá más de alguno. Esta acción de empapelado no solo es un recuerdo constante de una época de violencia y reprensión en Guatemala, también es el recuerdo de muchos delitos que han quedado impunes en el país.

 

H.I.J.O.S. Guatemala: ofensiva de la memoria

 

Proyecto 44

Es una iniciativa que se forma en el 2012, inicialmente buscando recobrar la historia de la revolución del 44 a través de un colectivo conformado por historiadores y estudiantes de arte. Pero el acontecer nacional los impulsa a utilizar las acciones públicas como una manera pedagógica de conocimiento de la historia vinculado con la coyuntura actual del país. En el marco de las elecciones presidenciales 2015 colocaron una instalación en las afueras de 4 centros de votación con 1000 espejos con un texto que decía “Le cambio su voto por un espejo”, haciendo referencia al mito de la historia de la conquista en la que los españoles intercambiaron espejos por oro a los nativos de la región.

En el 2016 después de la noticia de que a un jugador de futbol se le había prestado un jet privado para que llegara a un partido de fútbol, casi al mismo tiempo de que un niño había muerto en la vía pública por la falta de acceso al transporte público y las limitaciones de los centros de salud, Proyecto se vio en la necesidad de utilizar como escenario El Palacio Nacional y como objeto pelotas de futbol ensangrentadas; a su vez la acción de jugar futbol en esa instalación. Proyecto buscaba lanzar la pregunta ¿cuáles son nuestras prioridades como país?

 

https://www.facebook.com/proyecto44/?fref=ts

 

 

Seudónimo

Una extensión de un proyecto de arte global impulsado por el artista JR y la acción Inside Out Proyect. Este proyecto busca utilizar los retratos de personas impresos en tamaño gigante para ejecutar una especie de denuncia social utilizando el soporte de la fotografía y el empapelado para realizarlo. Este proyecto se ha realizado en más de 200 países, cada uno utiliza las mismas herramientas con una denuncia diferente. En Guatemala el colectivo Seudónimo además de empapelar las calles colocó las fotografías de miles de guatemaltecos en protesta en gran formato afuera de las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral en el marco del conteo de los votos con la consigna “No olviden la plaza”.

 

https://www.facebook.com/proyecto44/?fref=ts

http://www.insideoutproject.net/en

 

El artivismo no solo funciona como un método de denuncia social o para abordar una temática política, también sirve como una forma de diálogo entre el público y el contexto en el cual se desempeñan y crear una conciencia de su actividad en el país.

 

El sociólogo Cesar Rundules se plantea esta pregunta ¿podría el artivismo elaborar un proceso de creación de poder popular?

La historia nos demuestra que en muchos casos el arte sirve como un canal de diálogo diferente y más digerible, generando una reflexión en la población. Aquí es donde nos planteamos el cuestionamiento, ¿puede el arte cambiar las cosas?

 

Bibliografia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *