Avalancha de metal

Primera

Por Ana  Monroy

El salón del Bar Mamajuana retumbaba durante la edición XI del Metal Abuso en donde se dieron cita once bandas; puro black, death, thrash y power metal.  Iba acompañada de la chica Bathory y de Luzbel, ambos estaban contentos pues la chica G. se ganó un tatuaje y  El Satán salió con un disco de Gangrena. Todos estábamos emocionados porque nos esperaban ocho horas consecutivas llenas de metal.

 

La cerveza no faltaba en el ambiente, fluía a manos llenas y Fredy Ovando, el guitarrista de Mundano me regaló un boleto para pedir chela. Afuera estaba la mancha negra de metaleros que escuchaban desde la acera contigua; un aroma a cannabis se filtraba desde la calle mezclándose con el olor a chimichurri de los hotdogs asados que se vendían.

 

Llegamos desde las dos de la tarde, cuando la fiesta de metal comenzó y poco a poco Mamajuana se llenó de metaleros que moshaban al compás de la percusión de Macabro, una banda de death metal que sonaba con los decibeles al máximo. Unos minutos después que terminaran su toque me encontré en la barra al guitarrista de Macabro y me regaló un disco de su banda, cosa que me emocionó pues ellos estuvieron teloneando a Jeff Becerra en el concierto de Possessed, banda estadounidense que se considera el estandarte del Death Metal.

 

Por último llego Dissaor, una banda de black metal melódico con la voz de Lizzie Orellana. Recuerdo que fue espeluznante escuchar la forma como vocalizaba: pesadillas de la niñez se acercaron a mi mente, mi piel se erizo, la gente encendía velas rojas y el ambiente se puso denso pero a la vez muy bello, me pareció que con las vibraciones de su voz explorábamos nuestra oscuridad colectivamente.

 

El próximo sábado en Ruta 666 se estrena la edición XIII del Metal Abuso, organizado por Christian Vandenberg, representante de Guatemetal y vocalista de Pusher y Mundano, bandas que encuentran sus inicios en 1,998 y 2,009 respectivamente. Al preguntarle a Vandenberg del porqué de nombrar a estos encuentros como Metal Abuso, explica que por un lado existe un abuso sonoro a los excesos del audio y además cuenta con la colaboración de Studio 4:20 que se dedica a grabar con un sonido profesional audio en vivo. Richard Padilla, sonidista y baterista de Mundano y Virus Bélico agrega: «este es mi aporte al metal de Guatemala. El equipo lo he ido adquiriendo poco a poco, desde hace más de quince años, ahorrando un poco y consiguiendo lo necesario para un buen show, aunque sé que no es sano, prefiero comprarme un par de micrófonos que un par de zapatos o pantalones.

Metalero

Christian Vandenberg, representante de Guatemetal y vocalista de Pusher y Mundano. Fotografía de Elí Orozco

La edición XIII del Metal Abuso promete diez horas continuas de metal con un sonido de alta definición, participan 12 bandas 100% guatemaltecas,

Afiche-Metal Abuso XIIILos Metal Abuso datan de 1,998 cuando Christian comenzó a organizar estos encuentros metaleros con el fin de apoyar la difusión de las bandas y reunir talentos para brindar un concierto de calidad. A la fecha han pasado alrededor de 100 bandas de distintos géneros del metal, pero la tecnología que se ha ido perfeccionando ha permitido que se puedan publicar compilados de las bandas participantes para que las grabaciones estén disponibles en internet para los amantes del metal que quieran rememorar estos eventos.

La fórmula de Vandenberg consiste en invitar bandas nacionales y casi siempre se conecta con músicos de otros departamentos y los invita ofreciéndoles viáticos para que puedan participar. Bandas de Antigua, San Marcos, Quetzaltenango y Chimaltenango han llegado a compartir la experiencia del metal en estos encuentros. La edición XIII promete 10 horas de metal Continuo y se tendrá la participación de Summoning Torments —black death—, Massacring the Bastards —Deathcore—, Traumática —metal melódico progresivo—, Albatros, desde Antigua Guatemala, Miss Lilith, una banda de metal integrada solo por mujeres y muchas otras bandas que esperan brindar una avalancha imparable de metal.

Miss Lilith

Miss Lilith, banda guatemalteca de metal integrada solo por mujeres. Fotografía de SonicRebel Isa

Para poder escuchar las grabaciones compiladas de los anteriores conciertos se puede ingresar fácilmente aquí y escuchar un tema de cada una de las bandas para que saboreen un poco el sonido que se va a experimentar en este próximo festival. El último proyecto que se vislumbra propone unir músicos de bandas centroamericanas y es así que la Edición XIV contará con cuatro bandas de El Salvador. A criterio de Vandenberg, están más consolidadas que las bandas guatemaltecas, debido a que la escena del metal es más fuerte y está mejor organizada en el país vecino.

Mundano y Pusher, dos bandas hermanas

Lista

La mayoría de bandas de metal interpretan sus canciones en inglés, siguiendo la tradición anglosajona de sus influencias musicales, Mundano, banda de Death Metal guatemalteca, nació en el 2,009, y debido a que cantan su música en español le imprimen un sello local. Aunque no se definan deliberadamente como una banda anarquista o de protesta social, sus letras son bastante explícitas y contestatarias.

 

...Autores del crimen más

horrible de esta historia…

millones de mentes al unísono

sonando en sangrienta contienda

como un estruendo que llama enfermedaaaad!

 

Estos son algunos de los versos de Conteo de Cráneos, uno de sus temas de batalla, que evoca imágenes del genocidio con una percusión agresiva e incesante que resuena hasta el tuétano. La banda fue fundada por Richard Padilla, Oliver Martínez y Andrés Sandoval. Originalmente su vocalista fue Hugo Castillo, actualmente integrante de Virus Bélico, pero en el 2,010 llego Christian Vandenberg y se quedó como vocalista.

Padilla comenta que la banda comenzó a tocar con guitarras de ocho cuerdas buscando un sonido original, bajo y pesado, con blastbeats insanos y bombos progresivos y brutales.

Fredy Ovando, actual guitarrista de Mundano, cuenta que un día regresando en la camioneta a su casa se topó con Christian y le comentó lo mucho que disfrutaba la música que ellos producían, un año después coinciden en el concierto de Cavalera Conspiracy, y el vocalista le pide audicionar para el grupo de death metal siendo elegido para ser la guitarra de la banda. Ovando menciona que además del metal también le gusta mucho el jazz, blues, música folclórica, instrumental, y la música clásica.

 

Trastornados están los niños

gritando a sus vecinos

que en la escuela no hay diversión

mucho menos motivación…

en el altar mis oídos sacuden el cerebro.

con intenso desorden emocional

..dios ya renunció

Dice un extracto de Cadena de muertos, otro de sus temas. Todo lo que vive nuestra patria es un reflejo de nosotros, apunta Vandenberg quién compone las letras. El planeta en sí se autodestruye pero existen seres capaces de tolerar y de seguir luchando por hacer un mejor mundo aunque sea una realidad en decadencia.

Años atrás Vandenberg fue vocalista de Son de Rabia por once años, funda PUSHER en el garaje de su casa, en 1,998 con sus amigos del instituto, principalmente influenciados por el hardcore, thrash y screamo hasta death metal.

Pusher Editada

Christian recuerda que en esa época en su centro de estudios los rockeros y metaleros salían a la calle a hacer sus famosas cacerías de breaks o cholos pero él dice respetar todos los géneros de música, siempre y cuando cada quién este evolucionando en lo que hace. Ahora parece ser que el blanco del desprecio son los “gorras planas” o reguetoneros pero para él en realidad la música no debe ser para exacerbar el odio sino simplemente para fluir y disfrutarla.

En 1,999 conoce a Richard Padilla en el Bar Carlos San Charles, cerca de la Usac. «Me interesó la música —comenta Padilla—, pues en ese tiempo tenían un sonido pesado, progresivo y brutal a la vez, me fui a meter a los ensayos en casa de Christian y comencé con ellos como sonidista, ya en el 2,000 entré como baterista. Congenié muy bien con ellos ya que compartíamos nuestra música por medio de casetes de bandas como Meshugga, Sepultura, Pantera, Nasum, Mr. Bungle, Fantomas y Slayer, que nos fueron influenciando poco a poco y esto naturalmente se vio reflejado en la música, tratando de emitir un sonido original y afinando las guitarras lo más bajas posibles.

Vandenberg explica que el proyecto Pusher es más experimental y flexible que Mundano. No tiene restricciones pues se permite explorar otros sonidos sin adherirse a un género y se define como Metal contemporáneo. Particularmente él se vio influenciado por bandas como In pieces, Charles Bronson, Kreator, Phantomas y Fear FactoryPusher  cuenta con la colaboración de varios bajistas que participan en otras bandas, como Hugo Castillo de Virus Bélico y Bernabé de Inanición. Bateristas como Omar Rivera de La Parroquia, Christian Monterroso de Doctor Tripass. En las guitarras se encuentra Pablo Díaz de Cannabica y Douglas de eWAH

Pusher es un proyecto que se permite burlarse del sistema de forma satírica como el caso de un dictador en un gobierno de mierda, —apunta Vandenberg—. La sátira la hemos visto también en videos de bandas como Inanición, Sickthrasher o Kusha, proyectos distintos pero que están en esa línea “anti sistema”.

 

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *