Coger rico y trascender en el intento

 

Desde que inicie el proceso de reconocerme en mi vida sexual desde la trasgresión transformadora de crear vínculos en amor y respeto partiendo del ser, explorando otras formas de conectarme desde mi sexualidad, con libertad con otros seres, a partir de ahí dejé de sentirme un simple hoyo o  una mal cogida.

Fotografía por @shootandrun

Mi recorrido sexual

Mi primer encuentro con la sexualidad partió desde la mujer/niña, un abuso sexual a muy temprana edad dejó una dolorosa huella, de esas que querés borrar para siempre de tu CV sexual, desde ahí inicio a muy temprana edad un primer encuentro desafortunado con la sexualidad, mi segundo suceso importante en mi proceso exploratorio hacía el contacto sexual fue con una de mis mejores amigas, sentirnos y reconocernos como mujeres, respirar y permitir darme placer,  amarnos como dos niñas adolescentes queriendo estar en expansión con nuestra naturaleza de ser, al final todo esto era un plan exploratorio por los miedos que tenía con respecto a la penetración.

En mi casa no me hablaron de educación sexual, quizás el tema era un tabú difícil de superar, en la adolescencia mi madre lo único que recalcaba era cuidado queda embarazada, cuidado se llena de hijos y deja los estudios, acá no se le obligará a nadie a casarse, así a mis 19 años  inicié el recorrido de explorar mi sexualidad promiscua y sin censura.

Llenándome de relaciones tóxicas que me hacían sentir un vació enorme, muchas veces salí con varios penetreitors, sí ese tipo de personajes que creen que somos un agujero dónde entra y sale su falo y mientras más fuerza apliquen es mejor, también existen los que creen que sí hay eyaculación (espasmo nervioso)  en los primeros 5 minutos de encuentro, en ese instante se termina  el  punto de placer.

Cuando descubrí el Yoga, me enamoré de mí e inicie este recorrido de seguir explorando formas de amarme y  el Tantra en mi vida fue esa vuelta a la página que devolvió al encuentro profundo sexual  el sentido que había perdido.

 

Fotografía de @shootandrun

¿Buscamos trascender sexualmente o cogemos de forma instintiva?

El grave problema ha sido históricamente intentar separar la sexualidad de la espiritualidad, cuando en realidad ninguna existe sin la otra,  sin caer en rollos moralistas, hablo de esa espiritualidad del amor hacía uno misma, el placer y el éxtasis que son celebrados en todo aquello que sea bello y sensitivo a la vista, al gusto, al olfato, al tacto y al oído.

El tantra me propuso otra forma de plantearme mis formas de disfrutar mi sexualidad, sintiendo que somos más completos, más reales,  ya que se despierta nuestra sensualidad dormida y reprimida, aprendiendo a usar, guardar y utilizar esa energía para nuestra evolución.

En la mitología hinduista se expresa a través de diálogos entre una pareja cósmica: Shiva Dios Deva que representa el poder penetrante de la energía inmutable, que es la esencia de toda cosa antes y después de que la misma ha sido manifestada y Shakti Diosa DEVI que representa la fuerza femenina creadora llamada a veces el poder del Tantra, es el libido, nuestra sexualidad, nuestro impulso de vida. Como todo texto de Oriente, su contenido es paradójico: ciencia y misticismo van de la mano como pueden hacerlo sensualidad y ascentismo.

Encontrarlo en mi vida fue sentirme conducida hacía una forma de sanar, transformación de mis emociones, sentimientos y  pensamientos. El tantra yoga me dio respuestas a una infinidad de preguntas que jamás me había formulado y que hoy siento reveladoras.

 

“ Así como los pajaros poseen alas porque están en su naturaleza volar para cruzar el cielo , el ser humano posee el don de la sexualidad , porque está en su naturaleza unirse a sus pares complementarios para trascender”

 

Fotografía por Carlos Bernardo Euler Coy

Cómo tener el mejor sexo de tu vida

Desde los mensajes subliminales, la sugestión y hasta el vocabulario cotidiano, crecemos en una sociedad que nos conduce más hacía desequilibrios energéticos más que a una vida sexual plena. Vivimos en un mundo más preocupado por conquistar que por amar,  no nos damos el permiso de profundizar acerca de la vida y cuál es la función de la sexualidad en ella.

Aprender coger, chimar, hacer el amor, de un modo sereno, tranquilo y no instintivo, desarrolla espontáneamente un cambio en todo ser humano.

Usar mal nuestra sexualidad es desaprovechar la mayor fuente de nuestra energía vital. Es importante tomar los siguientes tips para disfrutar de mejor forma tu unión sexual para que no seamos unos mal Cogidos porque todo depende  de uno/a.

  1. Serenidad, atrae la calma estar en el aquí y el ahora.
  2. Conectarse con la respiración es importante  (deja de jadear, que el aire fluya de forma natural )
  3. Si quieres tener un buen desempeño sexual la peor cosa que puedes hacer es comer antes de hacer el amor.
  4. Acariciar el cuerpo, acariciar es besar con las manos.

Listado de los puntos en orden:

  • Pechos
  • Cuello
  • Labios
  • Mejillas
  • Orejas
  • Espalda
  • Muslos
  • Pantorrillas
  • Vagina o clítoris
  • Pene
  • Ano
  • Glúteos

Aprende a controlar los orgasmos, la experiencia del orgasmo común  no es nada nociva a nivel físico, pero aprender esto será tema para otro texto.

¿Qué nos propone la sexualidad tántrica?

El tantra es una forma de vida que actúa como atajo en el sendero hacia la unión sexual con la energía universal, la sexualidad tántrica propone transformar ese acto instintivo y rápido en la vía más trascendente que tenemos los seres humanos para devolver a la sexualidad su vertiente natural.

El tantra nos propone el entrenamiento de ciertas técnicas practicadas durante el transcurso del intercambio sexual, con cada vez mayor amplitud, desarrollando la expansión de la consciencia, pudiendo acceder a  un estado denominado en sánscrito como Maithuma (unión sexual tántrica)  que consiste en prolongar el nivel más alto de placer por un tiempo ilimitado.

Fotografía por Carlos Bernardo Euler Coy

¿Querés practicar sexo tántrico?

Este sábado 8 de septiembre estaré realizando un taller de introducción a la técnica del tantra yoga con ejercicios que nos acercarán a la práctica de esta técnica de 6 pm a 8 pm. El costo si pagas por adelantado es Q150 por pareja y el día del evento Q200 por pareja.

El taller será impartido en Moksha Shala en la 11 avenida 7-19 de la zona 1, del Centro Histórico.

El cupo es limitado, es mejor que reserves tu espacio pagando por adelantado a la cuenta monetaria del Banco Industrial No. 0120195144 a nombre de Daniela Castillo. Debes enviar una foto del depósito en un mensaje privado a Moksha Shala para que te apartemos el espacio.

A las parejas que estén inscritas en el estudio el taller tiene un costo de  Q100 y deben reservar su cupo mandando una foto de su depósito en un mensaje privado a Moksha Shala.

Autor: Jas Gidalti

Guió con amor en la práctica del yoga. El ser instructora de yoga ha revolucionado mi vida, casi todas las cosas que pienso y realizo están entorno a la práctica y el crecer como persona.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *