De filochofadas y censuras

En algún lugar de Guatemala que puede ser cualquiera o ninguna parte, un nadie que puede ser ninguno mantuvo una charla con el afamado, criticado, censurado Filóchofo, por los lares en donde viven los que no cuentan… Al menos para los que nos gobiernan.

Fotografías por José Pablo Chumil

José Manuel Chacón es el hombre detrás de la mítica firma Filócho, autor de caricaturas críticas sobre política y realidad nacional. Fotografías por José Pablo Chumil

 

Hola, me llamo José Manuel Chacón.

-¿…? (Silencio incómodo y cara de ignorancia).

–Bueno, también me dicen Filóchofo.

–Ahhhh. Sí claro, conozco su trabajo. Usted es uno de los mejores muñequeros del país. Yo crecí leyendo su viñetas, usted trabajó en Siglo XXI y en elPeriódico, en ambos medios lo echaron por eco histérico y comunista. Usted tiene muy mala reputación con la oligarquía del país…

-Déjame de echar flores vos, mejor te cuento un poco de lo que he hecho…

-Empecé a dibujar por accidente (Y por fortuna para los que disfrutamos tu trabajo). Conocí la censura desde muy patojo, en una época crítica en el país, en donde la represión estaba a la orden del día. Ahí por Teculután, Zacapa de donde soy originario. Un pueblo silenciado por el miedo.

Un día quisimos romper el silencio y con un grupo de patojos decidimos hacer una radio comunitaria. Nuestra radio era apenas unas bocinas instaladas en el árbol más grande de la plaza, que pensábamos usar para poner música y hablar sobre temas de interés para la comunidad.

 

FILOCHOFOWEB (5)

La guerra no había terminado todavía y le hablamos del proyecto al cura del pueblo,  le pedimos prestada la bocina de la iglesia. –Pero me la cuidan, dijo. Y la pusimos en el pistacho, el árbol más alto del parque. Una aventura para romper el silencio dentro de un pueblo callado. Pusimos música, comentarios de los juegos de fútbol. Y empezamos a hablar un poquitito de lo que estaba pasando.

El alcalde del pueblo llegó y nos dijo: -Miren muchachos yo les di permiso pero no vayan a hablar nada del código de trabajo. –¿Y por qué? Le dijimos. –Porque eso es comunista y ustedes saben que aquí comunismo ¡No hay!

Ese fue el último día de nuestra radio.

Las bocinas del padre pasaron sobre el pistacho de la plaza más de un año.

-“Qué pasó con mis bocinas muchá” Decía.

El intento de la Radio era para tratar de tener una voz y decir las cosas, en esa época ya había compañeros que arriesgaban la vida por romper los cercos de comunicación.

FILOCHOFOWEB (6) copia

 

 

Cómo dice su autobiografía, Filóchofo presume de ecologista y es tildado de izquierdoso porque asegura: Dibuja con la izquierda.

 

Echado de dos medios de comunicación

Filóchofo presume como trofeos que fue echado con honores de Siglo 21 y elPeriódico, en ambos la razón fue lo incómodo que les resultaba a los anunciantes del medio, funcionarios públicos y demás censores.

-En Siglo XXI siempre estuve en la lista negra porque mis publicaciones eran muy críticas y tocaban temas que ni siquiera podían ser publicados por la línea editorial de dicho medio. La amenaza de despido siempre estaba latente, con los años me acostumbre a ella, no me despedían, por suerte la gente compraba el impreso para ver la viñeta, la cual había ganado popularidad. Un día de tantos se cansaron de mí, de mis ideas  y por fin me sacaron.

Trabajando en Siglo XXI, un día de tantos encontré una de las ventanas de mi vehículo con el vidrio esparcido en el suelo, pensé que había sido una simple travesura o un intento fallido de robo, pero uno de los guardias de seguridad del diario encontró dentro del auto una bala. Las amenazas también eran parte de la cotidianidad del oficio.

En elPeriódico el actual director José Rubén Zamora declaró “A solicitud de un accionista de elPeriódico fue que censuré a Filóchofo”.

FILOCHOFO WEB

 

Los temas que incomodan al poder

Estos temas vetados por los medios tradicionales y que han sido parte de los contenidos de las tiras de Filóchofo, han sido los principales motivos de la censura hacía el trabajo del muñequero.

  • La criminalización de las protestas pacíficas de los líderes y lideresas que se oponen a proyectos extractivos de minería, hidroeléctricas y monocultivos como la palma africana. Los asesinatos de estos líderes. La contaminación y desvío de ríos en la Costa Sur. Las luchas sociales en general, la contaminación del ambiente a través de productos agroquímicos. Y un gran etcétera.

 

Su  libro más reciente

Hace unos días Filóchofo presentó “Retrato en negro de los medios de comunicación”. Para la activista Andrea Ixchíu el libro “presenta 10 episodios, ilustrativos e ilustrados, sobre la historia de los medios de comunicación en Guatemala, su ideología, sus propietarios, su rol respecto a los partidos políticos, el rol que asumieron durante la guerra y luego de la firma de los Acuerdos de Paz”.

“José Manuel Chacón, el Filóchofo, es y ha sido un gran educador, que entiende las lógicas en las que se mueve el pueblo y las retrata agregando ironía y humor. Desde sus libros: la Canción del Grillo, Tierra, Tierra, la Otra Historia, y el Profeta Incómodo, ha sido responsable de educarnos a varios connacionales, que a través de sus dibujos empezamos a hacer nuestros ejercicios de pensamiento crítico”. Resalta Ixchíu en un texto que preparó durante la presentación del libro.

Fotografías por José Pablo Chumil

Fotografías por José Pablo Chumil

Para Filóchofo el libro surge como una necesidad para hacer visibles las problemáticas sociales que se tratan de ocultar en los medios tradicionales.

Una de las motivaciones para hacer el libro:  “Recuerdo a un sindicato de la empresa Salvavidas que tardó más de dos años en la Plaza de la Constitución con sus champas dando a conocer su problemática de despidos injustos. Ningún medio de los tradicionales recogió el sentir de ellos durante todo ese tiempo”. remata Filóchofo.

“Lo mismo ocurre ahora con los líderes de comunidades que están en la cárcel por defender sus territorios. Es la forma como se criminaliza la resistencia de la gente. No he visto ningún medio tradicional que saque una nota o una fotografía sobre los compañeros y ellos ya cumplieron más de un año de estar presos. Estas cosas motivan a hacer un perfil de los medios que nosotros quisiéramos que se construyeran”. puntualiza el caricaturista.

invitación

El libro puede ser adquirido en la librería de Casa Cervantes en la 5ta Calle, 5-18 zona 1 ciudad de Guatemala. Cuesta Q90

 

10988536_10206127812973102_435914957763920406_n

 

Filóchofo tiene más de 15 años de estar alejado de medios de comunicación, en ese tiempo se ha dedicado a la ardua tarea de hacer libros. De momento tiene planes de publicar un libro más y nos promete que próximamente estará publicando sus viñetas en un blog en la red.

 

*El texto está basado en una entrevista realizada a Filóchofo y diálogos hechos durante la presentación de su último libro

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *