El alma voladora pasó por Guatemala

Fotografías por Macas

Fotografías de elMaca

A finales de febrero entre los muchos toques que se perfilaban para abril se anunciaba la visita por primera vez de la legendaria banda Soulfly como parte del Archangel Latin America Tour.

La banda fue fundada por Max Cavalera tras su salida de Sepultura, una de las mejores bandas de thrash metal de la historia. Por su parte Soulfly tiene un sonido más groove que ha hecho de esta banda también una leyenda en la escena mundial del metal .

 

El evento era para no perdérselo, recuerdo cuando  vi por primera vez en Telehit,  el video de “Back to the Primitive”, quizá su rola más emblemática, cuando este canal tenía un fuerte formato de rock y metal allá por el 2001.

 

Soy cobanero y en mi montaña no había MTV o algún otro canal que le diera difusión a estas bandas, entonces con los videos del Telehit y un programa de radio llamado Equinoccio, todos los que buscábamos ese tipo de música en esos años, tras ver los videos en la tele podíamos pedir las canciones en la radio y grabar los cassettes. Esto apenas hace 15 años pero con la era tecnológica nadie creería que así lo hacíamos.

Soulfly me había volado la cabeza, con su relación con Sepultura  esta banda paso a ser de mis favoritas y recordar esos momentos cuando tenía sus rolas en mi cassette grabadas con todo y algunos anuncios o voces de locutores por no quitar el REC a tiempo y ahora estar a pocas horas de verlos en vivo definitivamente me tenía emocionado.

Soufly vino al país estrenando su onceavo disco de estudio  “Archangel” con toda la fuerza y ánimo nos presentaron esta nueva producción, durante el concierto tocaron los grandes éxitos de Soulfly y Sepultura, eso fue un plus de la gran puta para los de la vieja guardia que crecieron escuchando a Sepultura.

Sin hacerla cansada el miércoles 13 de Abril Soulfly  se presentó en el Teatro Variedades con la banda “Araña” de El Salvador y los nacionales  “Devouring Sight”, como un mal chiste tenia parcial en la U, lo contesté con mi típica letra “echa mierda” y pésima redacción y a pesar de que sabía que el toque se había atrasado un cacho ya quería irme, el amigo “Javierts” que siempre me da jalón me hizo la pala de ir a tirarme al teatro.

El carro se quedo parqueado en el edificio S12 y nosotros estábamos en el S1  en la Ciudad Universitaria de la USAC ahuevos, nos toco bajar por él, pero aún así estaba fresco porque algo me decía que el toque no había empezado, llegue a las 9 menos diez a la cuarta avenida de la zona 1 y aún se podía ver a toda la mancha de playeras negras ingresando al toque.

Araña

Araña del Salvador abrió a Soulfly

Algunos compartían echándose las respectivas chelas, comiendo algo, fumando de esa planta engasada a la que la sociedad conservadora tiene miedo, estaban las ventas de playeras, todo lo que caracteriza estos toques.

Cuando llegue Devouring Sight estaba terminando su presentación, me eche un tabaco antes de entrar, pregunté cuánto costaban las playeras, el precio no era mucho pero chiveava a mi presupuesto para la semana, así que dije la excusa “regreso después”, la típica del forever pobre.

Antes de entrar al toque salude a varios cuates, no conocía el Teatro Variedades, se me hizo un lugar muy de ahuevo y bastante amplio, adentro había venta de chela a un precio no tan caro pero mi presupuesto seguía chiveado,  todo lo necesario para un concierto estaba bien cubierto por la organización.

Al entrar Araña empezada su presentación, esta  banda de Metal Tribal me recordó a ANIMAL pero con mas punch y fuerza, ponían el ambiente, y la gente empezó con el mosh pit , la mara calentaba motores, Araña dejó una buena impresión a los asistentes.

A las 9 con 25 minutos se dieron los últimos detalles del sonido de Soulfly la mara ya estaba picada y los pocos que estaban afuera empezaron a entrar, todos gritaban Soulfly!!! Soulfly!!! Soulfly!!!  Había ansiedad, todos queríamos que empezara el vergueo.

A las diez menos los integrantes de la banda empezaron a subir a la tarima,  justo detrás de ellos el gran Max Cavalera aparecía con su fuerte voz dando la bienvenida y gritando Guatemala, la banda empezó con “We sold Our Souls to Metal”, rola del nuevo disco, también tocaron “Archangel”, “Ishtar Rising” y “Sodomites”.

El mosh no daba descanso vi como dos chavos salían chenqueando después de que les dieran unos grandes putazos  y al rato volvian al borde del mosh, el lugar no estaba a reventar, a lo mucho habíamos 500 personas, aun así la banda tocó como si estuvieran en el Wacken Open Air, Cavalera se alimentaba de la energía del público siempre pidió que la mara no parara de moshar y echar desmadre, la banda regaló un despute épico.

Los contras del evento: La poca asistencia, a muchos nos gustaría que nuestro país fuera importante para que los promotores de rock y que sigan trayendo a bandas como Soulfly y llenar todos los toques, lastima que esto sea imposible.

El pro de este tipo de toques  es que uno se siente privilegiado al estar ahí,  como un elegido  disfrutando a esta banda que posiblemente no volverá a presentarse en Guatemala, verlos tan cerca y no en un estadio a lo lejos a pesar de haber pagado incluso la entrada más cara. Todos los que fuimos no podemos quejarnos,  la cercanía con los artistas, el  buen sonido, somos unos malditos privilegiados por haber estado ahí.

Max cavalera (1)

Max Cavalera durante su concierto en Guatemala

La jodida noche siguió con Soulfly el éxtasis aumento al entonar los esperados clásicos de Sepultura Refuse/Resist, Territory, Roots Bloddy Roots y Troops of Doom haciendo el mosh brutal, para el circle-pit de Refuse/Resist me pasaron unos grandes catos unos compas que se cayeron, me llevé mis talegazos en modo desprevenido.

Me aventuré en el mosh pit y repartía y me repartían codazos, manadas y empujones al ritmo de ese groove que nos tenía a todos en trance. Max Cavalera siguió con los clásicos de Soufly, Tribe, Seek ‘N’ Strike, Prophecy, Blood Fire War Hate, incluso  hubo un momento en que Max a guitarra y voz tocó rolas como Paranoid de Black Sabbath, Policía de Titas y la mara quería explotar cuando tocó Orgasmatron rola original de Motorhead que Sepultura covereó y les dio mucha fama, pero la rola solo quedó en una versión corta de Max que a pesar de todo dejó a la mara muy picada, tocaron otros covers como Blitzkrieg Bop de Los Ramones o Walk de Pantera.

Casi al final sonó una de mis rolas de la pubertad, Back to the Primitive estremecía con todo y la mara hacía el mosh más loco, que de ahuevo fue cantarla en vivo para rematar con Jumpdafuckup y Eye for an Eye.

Sobre la recta final  Max se quito la guitarra y  con la bandera de Guatemala  preguntó al público si  Motorhead les gustava para luego tocar Ace of Spades, una rola que la banda interpreta desde el fallecimiento de Ian Fraser Kilmister mejor conocido como Lemmy.

Max Cavalera se despidió  y anunció The Trooper de Iron Maiden interpretada por los demás músicos  en una versión sin voz, el toque terminó a las 12 de la noche, dos horas de presentación, que dejaron a los asistentes con ganas de más .

La mara poco a poco salió del lugar, otros nos acercamos a la tarima cuando el Staff de Soulfly desarmó pidiendo que nos obsequiaran algo, yo como siempre salado ni siquiera un vergazo me gané entre el tumulto de mara cuando empezaron a tirar púas y baquetas.

A pesar de vivir cerca del Variedades, esperé al amigo Tiburón que estaba entre la seguridad para que me diera jalón de retache y desajusté un poco mi chiveado presupuesto para tomar algo. Es bien loco ese sentimiento de  esperar tanto este tipo de acontecimientos para que luego de dos horas terminen y uno se quedé con cara de ¿bueno ahora qué jodidos hago?

Autor: ElMaca

Josué Lemus "elMaca" Aprendiz de historiador, en el pasado "promotor cultural", comunicador frustrado, amante de la música aunque no sepa ejecutar ningún instrumento, intento de pintor en esta dimensión, cobanero habitando la luminosa capital.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *