El colegio donde estudió el talega de Jimmy Morales

Por desgracia yo también estudié allí…

No conozco una estadística de cuántos establecimientos educativos en este país están marcados por alguna ideología religiosa, pero si sé lo que conlleva ser formado en uno, y lo que es peor, en el mismo donde se graduó de nivel medio el ungido que tenemos por presidente…

Obviamente la fotografía se titula “Qué chinga este cerote”. Autor: Lalo Landa

Aún recuerdo que desde que estaba sumergido en aquellas aulas, algunos de los profesores más veteranos decían con orgullo que habían educado a los hermanos de “Moralejas”, que desde aquel entonces ya me parecían comediantes sin gracia y por eso mismo nunca pensé verlos llegar tan lejos.

Toda mi vida estudié en establecimientos religiosos. Primero en un colegio —por fortuna extinto— pequeño y católico en el que pasé nueve lamentables años de mi vida… Sin embargo, fue en el Instituto Evangélico América latina, de donde extraigo la experiencia que me permite fundamentar mi idea sobre lo inoportuna que resulta una religión (cualquiera que esta sea) para el desarrollo de pensamiento crítico en las nuevas y descuidadas generaciones. Dicho sea de paso, este instituto se fundó en 1954, año de la Contrarrevolución… ¿mera casualidad?

Poco tiempo después de salir del colegio me vino el luzaso de que vivía en una burbuja ficticia, donde el pensamiento crítico, nivel de análisis y comprensión de los problemas del país, de parte mía y de mi círculo cercano eran demasiado vagos (por no decir que estábamos bien pisados). Aunque no todo es responsabilidad de la religión y del colegio que nutrieron mi cabeza, la verdad es que contextos como esos son colaboradores eficaces cuando se trata de mantener sumisa a una generación a la que le pela la verga lo que pase con el país siempre y cuando ellos puedan seguir viviendo en la burbuja de relativo confort que yo rompí hace unos años. La verdad  siempre le resulta incómoda a las mentes débiles.

Debo ser honesto y decir que nunca fui un gran estudiante, al final quizá hasta aquel instituto me hizo el paro para ganar matemáticas en el último año de bachillerato…

Pero, ¿en dónde entra el excelentísimo en todo esto?

No puedo justificar a un mandatario nefasto, mentiroso y rabioso como Morales, aunque sabiendo que proviene del mismo centro de estudios que yo y que se aferra ciegamente a una religión que poco o nada tiene que ver con Dios, tengo la seguridad de que el tipo no tiene la más mínima idea de lo que está haciendo en semejante puesto. Nefastas bases académicas, colegios y profesores mecanizados, una decadencia de valores que caracteriza a la gran mayoría de nosotros los “chapines”, esas son probablemente las más grandes razones para estar jodidos como nación.

En teoría la educación en Guatemala es laica, al menos la constitución así lo dicta, sin embargo las raíces de esta patria están fundidas con el adoctrinamiento religioso, el cual sobrepasa la formación académica. A veces pasábamos más horas escuchando el testimonio de un maestro que clases reales. ¿Descuido adrede o buenas intenciones que resultan siendo negativas? Poco importa cuando la repetición de dicho patrón es ocasión del atraso que tenemos como sociedad.

“La niña de Guatemala”. Fotografía de Lalo Landa.

 

Autor: David Toro

(Ciudad de Guatemala, 1996) Periodista, constructor de crónicas cotidianas, amante del arte urbano y aprovechando Guatemala "Tierra de la eterna inopia social" como fuente de inspiración.

Comparte esto en

1 Comment

  1. Yo también estudie en un colegio no laico, donde la educación se daba de una manera integral y valores cristianos, y por mi propia experiencia he de decir que hay puntos en los cuales estoy en desacuerdo con tu nota, por ejemplo: Guatemala es cierto tiene muchos establecimiento con educación no laica en su mayoría de estos católica, muchos de ellos de prestigio aún que cabe decir que unos cuantos es solo por nombre tal prestigio, sin embargo repito por experiencia propia esta clase de establecimientos son la clase de establecimientos donde te siembran el punto crítico constructivo para todo en la vida y en cuanto a lo social inculcan el que uno se integre a esa sociedad y no sea uno más quien brilla por su indiferencia en cuanto a lo que suceda en su comunidad, en su ciudad, y por ende en su país, Guatemala tiene otro montón de colegios laicos y se me viene a la mente varios nombres los cuales no mencionaré pero son esos colegios donde hay sucursales en varias zonas, que parece fuese más un negocio comercial que un establecimiento educativo, y veo por las calles jóvenes totalmente indiferentes a lo que sucede a su al rededor ! Jóvenes insolentes que no respetan ni si quiera el hacer una fila o a las personas de mayor edad, y me pregunto: si en lo poco eso demuestran como estarás en cuanto a los conocimientos científicos?? Claro no generalizo en ninguno de los dos lados, pero escribo lo que se percibe hablando de la mayoría de personas. Científicamente son contados los colegios que están a la vanguardia educacional aquellos quienes dan una educación bilingue y tecnológica pero que el costo es demasiado para la mayoría de los guatemaltecos, volvemos a estos otros que mencionaba al principio los colegios con una educación no laica son los más accesibles y que ofrecen una mejor calidad de estudios que los establecimientos públicos que son en su totalidad laicos. Ahora estudio en la San Carlos la “gran universidad 3 veces centenarias” estatal del país que por cierto es 101% laica donde supuestamente te crean un ojo crítico hacia el gobierno en pro del pueblo pero que está secuestrada por la misma corrupción, basta con ver la noticia donde unos encapuchados hirieron a un estudiante por puro gusto. Esos encapuchados son delincuentes y déjenme decir que Científicamente en ciertas facultades La Usac esta muy por debajo de las privadas y como conclusión término diciendo: Guatemala no sólo necesita conocimientos científicos sino valores y esos valores son mejores segmentados en una institución no laica el ejemplo que se puso fue Jimy Morales quien estudio en un establecimiento evangélico pero también se graduó e impartió clases en la universidad en pro de la anticorrupcion y del pueblo, y los resultados allí están.

    Post a Reply

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *