El futuro del país se hace ceniza

Una vez más, el Estado demuestra su incapacidad para salvaguardar la vida de los guatemaltecos.

Muñecas quemadas yacen sobre una montaña de carbón esta mañana frente a Casa presidencial. Fotografía de Ameno Córdova

Ayer 29 niñas y adolescentes (…y contando) fallecieron a causa de un incendio en el “Hogar Seguro” Virgen de la Asunción, un centro a cargo de la Secretaria de Bienestar Social de la Presidencia que atiende a niñez y adolescencia de 0 a 18 años víctimas de violencia física, psicológica y sexual, con discapacidad leve, abandono, niñez en situación de calle, con problemática adictiva, víctimas de trata con fines de explotación sexual comercial, laboral o económica y adopciones irregulares.

El centro en varias ocasiones fue denunciado por sociedad civil y medios de comunicación por hechos terribles que sucedían dentro de sus instalaciones. Entre ellos; niñas y niños maltratados, explotados o violados, desapariciones y asesinatos; adolescentes en conflicto con la ley penal que ya cumplieron su condena  siguen recluidos por falta de resolución en su caso.

Esta mañana, la entrada principal de  Casa Presidencial amaneció bloqueada por una montaña de carbón en donde podían distinguirse unas muñecas quemadas. Una instalación realizada por el colectivo denominado Proyecto 44 en conjunto con Usac es pueblo, esto como una muestra de repudio e indignación ante un Estado fallido, que carece de respuestas y acciones contundentes ante la situación de crisis que atraviesa el país.

Fotografía de Ameno Córdova

Maya Juracán, integrante del consejo editorial de Barrancópolis y activista manifestó: Lo que buscamos al colocar esto frente a Casa Presidencial es provocar y generar conciencia. Proyecto 44 quiere posicionar la consigna “Guatemala NO es un hogar seguro”. Queremos evidenciar a los culpables de este lamentable suceso.

Fotografía de Ameno Córdova

Este colectivo ha realizado tres acciones previas por la misma razón: La falta de atención a la niñez, adolescencia y juventud por parte del gobierno. Primero colocaron una caja mortuoria de color blanco en la Sexta avenida por la falta de oxígeno en el San Juan de Dios, hecho que provocó la muerte de varios niños en dicho nosocomio, también jugaron con pelotas ensangrentadas frente al Palacio Nacional para evidenciar las prioridades del gobierno,  un niño murió en la vía pública por falta de atención médica el mismo día en que el flamante presidente Jimmy Morales trasladó al Pescadito Ruíz vía aérea para perder un partido de fútbol con la selección nacional en el extranjero.

Julia Silvestre (Izquierda) durante la intsalación de muñecas quemadas en Casa Presidencial. Fotografía de Ameno Córdova

Apoyamos la intervención pacífica como una expresión de repudio a la tragedia donde fallecieron 29 niñas y adolescentes  a causa de la negligencia de las autoridades. Expresó Julia Silvestre escritora y activista feminista, integrante de Usac es pueblo.

Proyecto 44 hizo un llamado a la sociedad guatemalteca para que se pronuncie y exija justicia, presionando a los burócratas para que prioricen a la niñez, adolescencia y juventud.

Ayer mientras se hacía público el incendio en el Hogar “Seguro” Virgen de la Asunción, Jimmy presidía un acto por el Día Internacional de la Mujer. Al conocer el hecho guardó silencio y como es usual, se hizo la bestia, pasaron más de doce horas para que diera declaraciones y solo se limitó a leer un comunicado que circulaba en redes cuatro horas antes. Culpó a unos jueces y declaró tres días de luto nacional con el fin de cancelar todas sus actividades públicas. El mensaje fue claro: “Yo me lavo las manos”.

Fotografía de Ameno Córdova

 

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *