El poder y silencio a punta de pistola en la historia

NUNCA MÁS Daniel hernández salazar

Fotografía de Daniel Hernández-Salazar

“Con un poder absoluto hasta a un burro le resulta fácil gobernar.”

Lord Acton

El lunes al mediodía las redes sociales en Guatemala se saturaron con  la noticia de Byron Lima y su asesinato  dentro de las instalaciones Pavón.  Un actor clave en las investigaciones de la CICIG, tanto así que amenazó al entonces Ministro de  Gobernación López Bonilla en el 2014, señalando además que tenía suficiente información para hundirlo, así mismo amenaza a Otto Pérez Molina acusándolo del asesinato de Efraín Bámaca en 1992 y del político Jorge Carpio Nicolle en 1993 este; se jactaba de tener toda la información para que estos fueran vinculados con estos casos.

¿Quién iba a olvidar las palabras de Lima cuando le dijo al ex alcalde de Mixco Pérez Leal?:

“Arrieros somos… vamos a ver, cuando ellos caigan, a quien le van a pedir ayuda para sobrevivir en la cárcel”

Ahora empiezan a surgir muchas hipótesis de su muerte y todos nos encontramos a la expectativa de estas.

Lima cumplía desde 2001 una condena de 20 años de prisión por la muerte del obispo Gerardi. Fotografía de Sandra Sebastián

No podemos olvidar que Lima también afirmó que Jimmy Morales era el único que podía sacar a flote el país. Lo que me hace pensar en la frase del historiador Lord Acton:

 “Con un poder absoluto hasta a un burro le resulta fácil gobernar.”

Pero no es primera vez que los crímenes de poder y silencio en Guatemala se hacen escuchar, desde siempre han existido asesinatos para conservar el poder o conservar el silencio aquí les va una   recopilación  de algunos asesinatos en la historia de Guatemala.

 

1898

Asesinato de Jose María Reina Barrios el 8 de febrero. El ciudadano británico Edgar Zollinger le dispara al presidente que se disponía a visitar a la actriz Josefina Roca. En 1905 se difunde la hipótesis que Manuel Estrada Cabrera había persuadido a Zollinger pues Estrada Cabrera era el primer designado para asumir la presidencia en ausencia de Reina Barrios.

 

1944

El 1 de octubre  el fundador del diario El Imparcial, Alejandro Córdova muere en La Villa Guadalupe, 8va avenida entre 2da y 3ra calle junto a su acompañante, el industrial Fredy Koenisberger.

Por órdenes directas del coronel Evaristo Orozco. Federico Paiz Madrid, Luis Ochoa del Cid y José Manuel Herrera Muñoz perpetraron el crimen para después darse a la fuga y refugiarse en una cantina de la 10 avenida e informarle  Orozco que habían cumplido la misión.

Orozco había sido enfático en decir que “por órdenes del presidente provisional Federico Ponce Vaides tenían que matar al periodista Alejandro Córdova esa noche y si se negaban,  serían fusilados inmediatamente”

Todo esto sucedió a raíz que el periodista se había dado a la tarea de denunciar los constantes crímenes que el presidente Ubico y el ubiquista Ponce Vaides habían cometido durante sus mandatos.

 

1949

Francisco Javier Arana

Coronel Francisco Javier Arana.

Después de que  Francisco Javier Arana entrara al despacho de Juan Jose Arévalo, recordándole quién lo puso en el poder y que él mismo era capaz de quitarlo, fue evidente que era necesario ocuparse de él.

Así que Arévalo llama a Arbenz y envía a varios hombres armados, quienes salieron desde la capital en dos carros e iban bajo las órdenes del jefe de la policía.  Arana se había dirigido con un grupo de oficiales a rescatar unas armas que se encontraban en un hangar de Amatitlán.

A su regreso por el puente La Gloria un dodge gris estaba parado allí obstruyéndoles el paso. Inicia una balacera donde caen fallecidos Arana y su asistente el Mayor Peralta. Los testigos nunca pudieron confirmar cuál fue la razón de los disparos y si la verdadera intención era capturar a Arana como lo habían previsto.

Así se eliminó a un contrincante más de la presidencia arbencista.

 

1957

Col. Carlos Castillo Armas, with gun tucked into his belt, talking to his men, during the Guatemala Revolution. June 1954 Photographer:George Silk

Coronel Castillo Armas. Fotografía de George Seda

Muerte de Carlos Castillo Armas el 27 de julio, este asesinato se llevó a cabo en Casa Presidencial, según cuentan, el soldado Romeo Vázquez Sánchez le dispara con un arma de 7 milímetros y se da a la fuga gritando ¡Le dispararon al presidente!, sin contar con que una empleada de la Casa había visto todo el suceso.

Al revisar las pertenencias del soldado encuentran un diario donde se mencionaba el asesinato de Armas para que Juan Jose Arévalo tomara el poder. Esto se definió como un complot de un grupo militar o del mayor presidencial.

 

 

1979

En los documentos desclasificados de la CIA  se encuentra un documento en el que en 1979, el dictador Fernando Romeo Lucas García le dio garantías a Colom Argueta, las cuales habían sido pactadas con Alejandro Maldonado (nuestro ex presidente) estas implicaban:

  • El registro de partidos adicionales
  • El gobierno toleraría las organizaciones de sindicatos
  • El gobierno toleraría las negociaciones colectivas
  • Lucas García no pondría obstáculos a la elecciones de un gobierno civil.

Pero en la semana del 22 de Marzo en un operativo militar en donde se utiliza incluso un helicóptero, el vehículo en el que viajaba Colom Argueta recibe 45 impactos de bala, este fue un ataque evidentemente planeado para que este no se convirtiera en una amenaza para los poderes políticos de la época.

Colom

Manuel Colom Argueta fue un político y alcalde de la ciudad de Guatemala de 1970 a 1974.

 

1993

Esta muerte es muy importante en la actualidad pues vincula información con los procesados actualmente en los casos más mediáticos (Otto Pérez Molina por ejemplo), se trata de la muerte de Jorge Carpio Nicolle, este había presentado en 1992  su propuesta “Carta de Octubre” en la que proponía hacer una reflexión sobre el desarrollo del país. Carpio Nicolle, fue periodista y líder político, todo esto causó que su figura fuera  blanco de amenazas. El 3 de julio de 1993 en la entrada de la cabecera de Quiché, durante su gira política salieron 30 hombres armados quienes lo emboscaron y le dieron muerte.

Jorge Carpio Nicolle junto a Ramiro de León Carpio

Jorge Carpio Nicolle junto a Ramiro de León Carpio, su primo.

 

1998

El 26 de abril el obispo guatemalteco Juan José Gerardi Conedera fue asesinado brutalmente a solamente  dos días de publicar el informe “Guatemala Nunca Más”, este documento denunciaba directamente los crímenes de guerra cometidos por el ejército en el área rural.

Aquí vuelve a tomar protagonismo nuestro maloso de Pavón  Byron Lima, a quien se le vio rondando por las inmediaciones de la escena del crimen vestido de negro en un taxi.

Monseñor

Juan José Gerardi Conedera, obispo guatemalteco de la Iglesia católica, férreo defensor de los Derechos Humanos.

Como pueden ver el asesinato por el poder o el silencio ha sido recurrente en la historia de Guatemala, es ridículo sorprenderse por crímenes de esta magnitud en un país donde se mantiene el poder y el silencio a punta de pistola.

Cada uno de estos actores políticos incidieron en crímenes, podríamos decir que Guatemala es un mega  Pavón donde el más malo y poderoso, nos gobierna.

La muerte de Lima Oliva no solo demuestra que la estructura política y de justicia sigue corrompida por agentes que han penetrado como infecciones llenas de pus a las estructuras del Estado guatemalteco.

Emma Goldmand dijo: “La corrupción de la política no tiene nada que ver con la moral, o la laxitud de la moral, de diversas personalidades políticas. Su causa es meramente material.”

Una ambición tal que reduce la existencia del ser a un silencio o a un valor económico, son los dioses del poder, el terror, el silencio y así lo hemos permitido.

¿Qué vamos hacer?

Autor: Maya Juracán

Pretenciosa de nacimiento, Historiadora por profesión, Gestora cultural por necesidad y en bici de Hello Kitty por la zona 1.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *