Guatemala, la imagen de un lugar abatido

¿Desde dónde nos toca construir? ¿Desde dónde nos toca resistir?

Ciudadano distinguido de la Laguna Mental. Fotografía de Eduardo Juárez

Desde mi pequeño reducto de paz, en el fondo del silencio, convivo con mi rabia y con mis miedos, desde esa razón desquiciada que no enarbola cargas definitivas, veo con desesperanza al aborto país no nacido.

Se darán cuenta de lo hermoso que pudo haber sido, ¿saben que lo que tienen ahora no es humano?

Cuántos pasos desandados, cuántas plazas vacías de risas y de caricias, cuánta ternura desperdiciada. Cuántos brazos sudorosos, cuánto humo en la ropa, tanta lágrima derramada por la imagen de un lugar abatido.

Este lugar era nuestro y nos cerraron las puertas, las avenidas anchas, los parques y jardines, la gratitud y las flores;era nuestro y nunca entramos.

No, quiero resistir al alquitrán de los caminos bacheados, a la suciedad infecta del egoísmo, a la vida silenciada, a la muerte en el camino, a las cruces en las cunetas.

No me conformo con la foto protocolaria de azules marinos y ojos tristes, nos robaron las palabras como amor y vecino y las llenaron de dioses pequeños y vengativos.

 

Autor: Carlos Ovalle

(Pamplona, España, 1968) Estoy aquí por decisión propia aunque últimamente me arrepiento. Llevo muchos años en Guatemala, pero con una distancia suficiente para ver las cosas desde lejos.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *