“Hostal Don Tulio”, el nuevo proyecto de Chofo Espinosa

Fotografías del rodaje.

Una comedia romántica sobre un quetzalteco con problemas existenciales

Chofo Espinosa es un director y guionista guatemalteco que con particular humor negro ha dejado una huella en el cine nacional. Realizador de las películas  Aquí me quedo (2010),  Pol (2014) y  Otros 4 Litros (2014).

Tras terminar el guión para su próxima película, Hostal Don Tulio, Chofo realizó un casting en la ciudad capital y en Quetzaltenango para encontrar a los personajes que le hacían falta para contar su nueva historia. Ahora el proyecto se encuentra en la fase de búsqueda de financiamiento. Acá te contamos los detalles del proyecto e información importante para poder contribuir con la filmación.

Hostal Don Tulio será una comedia romántica narrada en formato blanco y negro. La historia de este nuevo proyecto se empezó a desarrollar tras el estreno de Otros 4 Litros en Xela, cuando Chofo conoció a Carlos Ayerdi, dueño del Hostal Colibrí (locación principal de la película). Ayerdi ofreció el hostal para ser usado como locación para grabar una película. Esto motivó al cineasta a redactar una historia con la ayuda de Lily Iriarte.

La nueva película de Chofo habla sobre Tulio (Chofo Espinosa), un quetzalteco con problemas existenciales y mala fama con las mujeres, que se enamora de Alen (Claudia Ferrer), la hermana española de su hermano menor Quique (Domingo Lemus) quienes visitan el Hostal para asistir a la reunión anual de la familia en la que comen fiambre.

Hablamos con Chofo sobre Hostal Don Tulio

Contanos sobre la elección de actores. Supe que llegó demasiada gente al casting. ¿Cómo elegiste entre tantas personas a los que necesitabas?

El casting principal lo teníamos armado casi desde el principio. El guión fue escrito teniendo en mente que yo (Rodolfo Espinosa) interpretaría a Tulio y Alex Ramos seria Robertío, mi hijo. Domingo Lemus también estuvo en mente mientras escribía el guión. Los personajes que no conocíamos eran Alen, la española, y Jonas (interpretado por Herman Herrera), un albino que representa la consciencia de Tulio, su mano derecha en el hostal. Lo principal del casting era encontrar a estos últimos dos personajes.

A las audiciones llegaron aproximadamente 300 personas entre la capital y Xela. Españolas llegaron cuatro y albinos solamente dos. Pero encontramos a varios personajes secundarios que tendrán apariciones muy breves en la película y algunas figurantes. También a los miembros de la familia de Tulio y Quique para el momento clímax de la película: el almuerzo de fiambre.

Lo importante de los castings que realizamos era poder distinguir entre las personas que actúan y los que tienen la capacidad de ser ellos mismos sin necesidad de actuar. Para una comedia la segunda opción siempre es la más efectiva.

Vas a ser actor y director en esta historia, háblame sobre eso. ¿Cómo es rodar y actuar al mismo tiempo?

Ya lo he hecho varias veces en otros proyectos, disfruto esa experiencia, no es algo que me incomode o que considere fuera de mis capacidades. Siempre hay alguien que nos cuida como actores y alguien que se ocupa de mover el set.

¿Qué va a hacer memorable este nuevo proyecto de cine que estas por rodar, será el guión, la fotografía, los actores?

El guión es definitivamente algo que en Guatemala no se ha visto antes; “la bella y la bestia” en Quetzaltenango, con el humor ácido, negro y sarcástico que ha caracterizado mis previos trabajos. Un personaje desagradable con el que todos empatizan y con el que extrañamente podrán sentirse identificados. Una metáfora que nos dice que antes de juzgar al otro debemos juzgarnos a nosotros mismos.

La fotografía en blanco y negro es también otro de los fuertes de la película, con este lenguaje acentuamos emociones, aspectos de personalidad, nostalgia y un estilo clásico impregnado en la psique colectiva de los espectadores. La música también juega un papel importante en la historia. Robertío es un intelectual de la música que a pesar de su corta edad tiene mayor éxito que su padre, algo que la gran mayoría teme en el futuro de sus hijos.

¿Por qué otra vez Xela?

Desde la experiencia de filmar Aquí Me Quedo quedé con la gana de volver a contar una historia que se desarrollara en Xela. Tengo una conexión emocional muy fuerte con esta ciudad. A los siete años fui enviado por el colegio a un intercambio por un mes, esta experiencia fue demasiado fuerte para la edad que yo tenía y siempre y se quedó conmigo. Una lección en la vida que me enseñó a no darme por vencido.

¿Cuántos fondos necesitas para rodar y cómo puede aportar la gente?

 

El número mágico para tener completa la película es de $50 mil dólares. Esto es para pagar al equipo técnico, actores, alimentación, transporte, hospedajes, alquiler de equipo, edición, musicalización, derechos, contratos, imprevistos, gastos de oficina. Porque esto es como un trabajo normal. Ya quisiera ir al supermercado y no tener que pagar por lo que consumo.

Hay varias formas de aportar. Se pueden hacer donaciones monetarias a través de paypal a la cuenta ckepfer@gmail.com o depositando a la cuenta de producción: Banco GyT continental, 068-1007234-4, a nombre de Elvin Santiagos.

En el caso de ser una marca que quiere posicionamiento de sus productos existen varios paquetes que pueden consultar poniéndose en contacto al correo: hostaldontulio@gmail.com o a la página de fb: Hostal Don Tulio

También existen colaboraciones en especie. Si tenes un restaurante o un negocio de comida se puede hacer una donación de tiempos de comida para ayudarnos a cubrir la alimentación. El mismo caso para quienes tengan hotel, hospedaje, pensión, casa, servicios de transporte, gasolinera, tiendas de ropa, cosméticos/productos de belleza.

También sería de gran ayuda el patrocinio de equipo: cámara, luces, lentes, sonido, entre otros.

Demo de Hostal Don Tulio

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *