Huatemala, con hache

Huatemala, con h

Fotografía de Ban Vel

Huatemala hiede por todos lados, pero no es el paisaje radioactivo, ni el olor natural de los desagües; es la fauna de cacas que coexisten haciendo simbiosis, es el ecosistema de cerotes que viven de ocultar su inconfundible olor a mierda. Es el delirio escatológico del artista contemporáneo, es el albañil de cagada que deja las casas como su culo, es el periodistía que se conforma con escribir mierda; son los oligarcas que se defecan en todo y no saben limpiarse la cloaca, son los mendigos que le limpian el culo a esa élite sin brazos…con la lengua; es el presidente, que abre su fosa séptica y le salen moscas asustadas; es la mujer escarabaja-pelotera haciendo bolas de caca con las eses de su marido pura mierda; es el estudiante calentando escritorios con su flato, es el dipucaca calentando curules con su flato, ganando, eso sí, como casi ningún cerote; es el funcionario que sólo funciona para cagar aguado; es el buen estudiante, aplicado, pero más caca que nadie; es el amigo que deja tirados a sus amigos como si fueran cerotes; es papá caca, que orinó en mamá caca, para parirte por el orto nueve meses después; es el cerote que se pasea con su carro elevando watts para que escuchemos con él su mierda sonora; es el caco que no se conforma con hueviarte, sino que tiene que hacerte mierda. Es la beneficencia fecal que le regala sus desechos a los pobres; es la mierda de artista y el artista de mierda; son los lectores coprófagos y su hambre infinita de nuevos sabores; es el “siempre sí” y “el ni modo”, es el “ya merito”, tres de nuestros pedos más comunes; es el maestro que te enseñó a ser una mierda pero no te enseñó cómo funcionan las mierdas; es el conservadurismo intestinal y los movimientos sociales peristálticos; es el nacionalismo que te hace sentir orgullo por las defecaciones de tus compatriotas.

Eso y miles de mierdas más, porque eso sí, somos muy originales para cagar, o lo que es peor, para sacar provecho a las cagadas de los demás, aunque sea -como yo- para alegar mierdas como mera diarrea holística de divertimento coprofílico.

Huatemala, con hache, por nuestro penetrante hedor a caca.

Freshrex

Fotografía de Ban Vel

Autor: Camilo Villatoro

(1991-…) Escritor de ficciones y sátiras, esteta, nápiro y humorista iconoclasta. Nacido en México pero de identidad guatemalteca. Según un primo borracho que lo quiere mucho, “la persona guatemalteca más inteligente de todos los tiempos, pasados, presentes y futuros” —cosa no muy difícil de lograr. Pese a esta espectacular ventaja evolutiva, su intelecto es inversamente proporcional a su modestia; el único problema es hacerlo creíble.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *