Kilómetros y kilómetros de puro Hip Hop

Los anfitriones. Fotografía de Andrés Garzona

Ya llevo casi un año de ser un asiduo visitante de los toques de rap en la ciudad. La mara de la escena siempre comenta que prácticamente no hay medios de comunicación que le hagan huevos al movimiento. Son pocos los espacios de difusión que se han sumado para dar a conocer tanto a los artistas como a los eventos, al punto que está ausencia empujó a los raperos Luda y Sólido a crear su propio programa de entrevistas denominado Hip Hop sobre ruedas.

Una Hyundai Santa Fe y un Jeep, son la base de operaciones para realizar las entrevistas. La dinámica es sencilla: Los anfitriones dan un tour por ciudad de Guatemala, platicando con los artistas vinculados con los elementos del hip hop. Hablo de b-boys, grafiteros, Djs, etc. Para luego transmitir los resultados a través de videos en distintas plataformas digitales. La lista de entrevistados es ya bastante larga, y también cuenta con artistas internacionales.

Son incontables kilómetro, gasolina gastada, bromas, más de alguna cerveza por allí frente a las cámaras, aventuras plasmadas y un sinfín de pláticas. El programa recién llegó a su primer aniversario y los subversivos del barranco fueron unos de los tantos invitados a la fiesta de cumpleaños, el lugar: la cantina-bar La Chula.

Cada que emprendo una de estas aventuras tengo que hacer la lucha para tener algo de plata. Espero algún día los acaudalados dirigentes de la organización me puedan pagar. El dinero igual pela, así que me puse las pilas para dejar terminado mi trabajo, alistar mi mochila, mi libreta y despedirme de mi papá antes de agarrar camino.

Me subí a la burra cuando recibí la llamada de mi hermano para que lo pasara a traer, aquel también no se quería perder el aniversario. Enfilamos para la zona uno.  El rollo empezó un poco después del tiempo estipulado, como cada fiesta temática, acá todos están vestidos como artistas urbanos.

Los jipjoperos nunca pasan desapercibidos. Las afueras del local estaba repleta de gorras planas, camisetas y tenis deportivos. Me instalé en una esquina para no perderme ningún detalle: Detrás de las tornas está el Bolos Crew (DJ Simpsom y DJ Dash) y la conducción corre a cargo y como es usual en el programa por Luda y Sólido . Debo mencionar que tuve que salir un rato para hacer algo de base y que las chelas no me pegaran tan rápido.

Fotografía de Andrés Garzona

Al regresar la tarima estaba echando chispas, se trató de una batalla de exhibición entre Luda y Gheto. Me encuentro a Plenno (que siempre en cada actividad se dispara unas chelas) y a huevos, esta vez no fue la excepción. Salimos para la clásica tiendita a platicar un rato, al mini viaje se nos sumaron otros raperos, entre ellos uno de los más veteranos de la escena, King.

Al volver, el rapero Julz estaba tirándose un par de rolas, para luego ceder el micro a Gluck Junger. Después, la banda se incendió con la batalla entre el equipo de Quality Writers contra el Team Barreda. La banda gritó a todo pulmón cada punch line. Todos con el ánimo arriba vimos cómo Las del Micro ofrecieron un buen espectáculo. Estás chavas tienen muy buena proyección a futuro y darán mucho de qué hablar porque fijo tienen talento.

No podía faltar uno de los encargados del proyecto, Sólido tiró unas rimas acompañado por Mai de Ítem, que después también cantó en solitario. No sé por qué siempre que ella sube al escenario me saca un suspiro. En el mismo place pero en otro space, Pulido estaba haciendo de las suyas con un poco de Body Paint.

Mi hermano ya entonado se disparó unas chelas. Acompañados por Khafela salimos  nuevamente para la tiendita, en las afueras no podían faltar los freestylers practicando para el Por las varas II  del próximo sábado, otros simplemente improvisaban para quitarse el estrés de la vida. Hasta yo me animé a echar unas rimas. En esas estaba cuando apareció Salazar (culpable de que esté redactando esto).

Como cosa rara, nos tomamos una cerveza con el acompañamiento de Lou G, la bella Mery y el freestyler Elirick. El chavo de la tienda no se puso en la jugada y ya casi estaba sin cervezas, entre la plática y rima los raperos retaron al barranco a una chamusca, pronto se dará más información acerca de este duelo.

Salazar me comprometió en dos proyectos a corto plazo: uno será realizar un escrito sobre los chavos que se la rifan en los buses para ganarse las varas y el segundo sobre la vida del King, uno de los raperos más veteranos que todavía se mantiene en la jugada.

Luda subió después a la tarima como una de las últimas entregas raperas de la fiesta, su presentación fue el preludio del acto de los Poesía Callejera (pioneros del rap guatemalgueto). Todos nos vamos a casa con la sensación de que los Hip Hop sobre ruedas aún tiene muchos kilómetros que recorrer y con la noticia de que próximamente llegarán la televisión.

El público de a poco desaloja el lugar y Salazar como es costumbre grita al Dj que quiere que siga el rap. Como no le hicieron caso y pusieron duranguense mejor nos dimos a la fuga.

Ha sido un año satisfactorio para mí, uno de los conductores de Hip Hop sobre ruedas, fue el primero en darme el chance de meterme a escribir sobre el rap, corriendo el riesgo de mi inexperiencia, trato de aportar mi cuota. Agradezco ami hermano que siempre me hace el paro para no caer solo a estos eventos.

Después de disputarnos unos litros en el lujoso Mi Verapaz y platicar unas chivas, ya no tenía fuerzas para seguir libando, mejor tomé la decisión de retornar, eso sí, con la cabeza llena de rap. Satisfecho de ser parte de la celebración.

Autor: Franki Estuardo Chajón

(San Juan Sacatepéquez, 1985 - …). Profesor en historia de cartón jamás en función. El primogénito jamás deseado, ejemplo a no seguir. Fanático del skate y rap.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *