La Fabulosa Salvación de Solo y Juan… ¡y mía!

Por Byron Cáceres

Qué increíble es darte cuenta que, a pesar de los momentos difíciles que podés pasar en alguna etapa de tu vida, la música siempre ha estado ahí con vos, animándote, aconsejándote y distrayéndote del mundo real cuando más lo necesitás. Sin duda alguna, Los Fabulosos Cadillacs han sido de esas bandas que, a través de sus canciones, dejan plasmado este sentimiento y me han hecho compañía más de una vez. Esa mezcla de melodías alegres y líricas tristes que te hacen sentir bien. La importancia de esta banda en mi vida es muy grande.

DiscoEl viernes 27 de mayo de 2016 fue un gran día para la música latinoamericana. Mientras Café Tacvba, una de las bandas más importantes de toda Latinoamérica, cumplía 27 años de exitosa carrera, al otro extremo del continente, Los Fabulosos Cadillacs lanzaban su décimo cuarto álbum de estudio y el primero con música nueva después de 17 años. La Salvación de Solo y Juan ya se encuentra entre nosotros.

 

 

 

Este nuevo álbum es conceptual, una ópera rock, una historia completa que cuenta la vida de los hermanos Clementi, llamados Solo y Juan. En palabras de Vicentico y Flavio, este es un disco que tenían preparado desde hace 20 años. ¿Por qué esperar tanto tiempo para hacer un trabajo como este? Mientras pensamos en una respuesta objetiva, le damos play al disco y la primera canción que suena es ‘Obertura del Faro’, una introducción que resalta los sonidos de los «nuevos» Cadillacs.

 

Luego, un arpegio da inicio a la segunda canción. No Era Para Vos resume todo lo que los Cadillacs tienen para nosotros en este nuevo trabajo. Florían Fernández, hijo del gran Vicentico y ahora miembro oficial de la banda, deslumbra con su guitarra, mientras Astor Cianciarulo, hijo del mítico Señor Flavio, es uno de los dos bateristas de la banda, aunque en algunas canciones también comparte el bajo con su padre.

 

 

La verdad es que mucha gente —en redes sociales— no ha recibido bien la inclusión de una nueva generación de los Fernández y los Cianciarulo en la banda, pero sin duda estos dos chavos están aportando enormemente en la construcción del nuevo sonido de los Fabulosos.

La sensación que sentís al escuchar el disco completo es la misma que cuando comés tu platillo favorito, tomás una cerveza bien fría después de mucho tiempo sin consumir alcohol, o el cliente no te pide cambios y te aprueba la campaña a la primera. Y no, no estoy exagerando, en verdad se siente bien saber que, después de recibir muchas críticas por no componer música nueva durante más de una década, regresen a callar bocas haciendo lo que saben.

Bueno, después de pensar todo lo que escribí antes, llegamos a la tercera canción del disco: Navidad. La primera vez que la escuchás, creés que es una nueva canción de Vicentico como solista, pero si te metés de lleno en la letra y en la música, te das cuenta que la madurez que han alcanzado los Cadillacs es absoluta. Eso, mezclado con su talento, hacen que el resultado final sea, para mí, de las mejores canciones de “La Salvación de Solo y Juan”.

En resumen, los momentos más impresionantes que me dejó este álbum son: los primeros sonidos emitidos por la guitarra de Florián en No Era Para Vos, el inicio potente de Juan, el increíble bajo que se escucha en La Tormenta, el inesperado giro —para una canción de LFC, aclaro— que toma El Profesor Galíndez y la sensibilidad que demuestran Vicentico y Flavio en las últimas canciones.

Para mejorar la experiencia de este nuevo disco, debe escucharse completo mientras se lee el cuento “La Salvación”:

Por el momento, el disco solo está disponible en Apple Music: applemusic.com/LosFabulososCadillacs
los-fabulosos

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *