La lógica desechable: salvar al mundo con un Big Mac

 

Este año la famosa hamburguesa Big Mac cumplió 50 años y para celebrarlo la multinacional  acuñó su propia moneda, imitando aquellas prácticas de las fincas de monocultivos guatemaltecas que hacían su propio dinero para pagarles a sus trabajadores, con el que solo se podía comprar en las mismas tiendas que la finca amablemente ponía a disposición de sus explotados creando un círculo vicioso de deudas y esclavitud.

Fotografía de Fernando Chuy

Esta moneda conmemorativa de color dorada con la famosa hamburguesa tallada podía ser canjeada en cualquier restaurante Mcdonald´s. Así vimos desfilar a muchos fans extasiados corriendo por la bendita ficha a consumir para conseguirla y tal vez cambiarla por otra hamburguesa, cumpliendo con la absurda caricatura del consumista promedio.

 

El amor y la locura extrema que algunas marcas desatan en sus consumidores gracias a su influencia social a través de su publicidad engañosa; provoca la llamada Brand Love, que logra lealtad y compromiso activo de la gente, amor que se transforma en acciones como miles de personas haciendo cola para ir a dejar su sueldo o en el peor de los casos endeudarse por el nuevo desechable I Phone, o los lleva a la locura de consumir productos dañinos como Coca Cola, otra de las estrategias de reclutamiento corporativo, pero en el área de la caridad se hace notable cada año con el Mc día felíz por los niños..

En el 2013 el Mc día feliz recaudó Q10 millones

Hoy celebran además 20 años de hacer este evento, en un país donde te reconocen y te premian por hacer la misma mierda mal hecha durante años. La locura empezó con días de anticipación, porque el restaurante desde hace algún tiempo vende vales de pre-venta para el Mc día feliz, y la gente los compra con fervor, es tanto el éxito de la actividad en el país, que en años anteriores se ha tenido la visita de directivos de la multinacional, provenientes de todo el mundo, que vienen a vivir la experiencia para tratar de replicarla en sus lugares de origen; porque acá el Mc día parece fiesta nacional.

 

La fiesta comenzó a las 9 de la mañana con la compra del primer Big Mac del día, el evento es transmitido en vivo por radio y televisión; que importa que los sucesos del día dejaran el saldo de muertes violentas, exista desnutrición crónica, pobreza extrema, los hospitales nacionales sigan en paro, el salario mínimo no cubra las necesidades básicas y que exista una crisis política nacional, entre otros tantos problemas; hoy y mañana los titulares hablarán de la falsa caridad de este evento.

Fotografía de Fernando Chuy

Es tanto el amor mundial por la hamburguesa que incluso existe el índice Big Mac, utilizado para determinar el poder adquisitivo de cada país a través de su precio. Lo jodido del Brand love  es que a nivel social es similar al amor romántico e idealista que hace que las personas toleren relaciones tóxicas y violentas y que además vivan miserablemente felices con eso.

 

Durante todo el día abundaron las publicaciones de fans enamorados presumiendo su alma caritativa atragantándose con un Big Mac, algunos incluso son más apasionados que los cucuruchos en semana santa o los hinchas del Barça y el Real.

 

La ciudadanía nostálgica apoya al Mc Día feliz seducida por sus recuerdos de infancia, cuando fueron llevados por sus padres al restaurante y disfrutaban de las áreas de juego y su cajita feliz, algunos ya con hijos, desean que ellos también tengan esa experiencia, que no está al alcance de todos los guatemaltecos.

El 16 de octubre se celebra el día del boicot contra Mc´Donald, por el deterioro a la salud, los daños a los animales y al medio ambiente que provoca el restaurante alrededor del mundo.

Hoy seducidos por la noble causa también participaron artistas, deportistas y una gran diversidad de personalidades nacionales que incluso atendieron a la gente en los restaurantes; todos los medios de comunicación que convierten al evento en todo un suceso mediático, esto termina motivando a adherirse a la causa a trabajadores y empresas, establecimientos educativos y estudiantes, que se ponen de acuerdo para almorzar un Big Mac y sentir que con eso ayudan al prójimo, también hay políticos; diputados y alcaldes que hacen alarde de su compromiso social, hasta el punto de tener la visita del presidente de turno, que amablemente deja su ocupada agenda para comer Big Mac.

El untado Morales hartando su big mac. Fotografía de redes sociales.

Cada año nuestros gobernantes dejan en claro sus prioridades sobre la problemática nacional tomándose el tiempo necesario para ir a consumir su big mac, esta vez Jimmy Morales llegó en estado de ebriedad al restaurante de z. 5 y declaró que compraría alrededor de 25 a 29 mil Big Macs, tras ver que el dinero no le alcanzaba o que sus destrezas matemáticas le fallaron, terminó agachando la cabeza y compró solamente mil.

El año pasado se vendieron un total de 408,138 Big Mac

La contradicción del evento reside en que se llama Mc día feliz por los niños, y que se hace con la supuesta finalidad de apoyar causas que benefician a la niñez, cuando la publicidad del restaurante se esfuerza en atraer a los niños para que se hagan adictos a sus productos. Su cara es un payaso, utilizan los juegos infantiles, la cajita feliz y el juguete sorpresa para hacerlos fanáticos acérrimos de la marca, vendiendo productos que causan obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

 

Para ser justos, según datos de  McDonald´s Guatemala el año pasado se vendieron un total de 408,138 recaudando Q 9,795,312.00 y la ayuda se distribuyó así la Fundación Infantil Ronald McDonald (FIRM) recibió Q6,895,312.00, la Fundación Adentro de Ricardo Arjona Q1,500.000.00 y la Fundación Aldo Castañeda Q1,400.000.00. Aunque no podemos saber con certeza como se utilizan los fondos, y si llegan a ser fiscalizados.

 

¿Cómo funciona la deducción de impuestos por donación? La regulación para este gasto está contenida en la Ley de Actualización Tributaria (LAT) en el artículo 21 sobre Costos y gastos deducibles en su numeral 22 que habla sobre la deducción de impuestos por hacer donaciones a las asociaciones y fundaciones sin fines de lucro, de asistencia o servicio social, a las iglesias, a las entidades y asociaciones de carácter religioso y a los partidos políticos.

 

Para rematar el evento genera una gran cantidad de publicidad gratuita para el restaurante y les permite la deducción de impuestos por la donación que realizan, por eso el love brand del Mc día feliz termina siendo un negocio redondo para McDonald´s. Ellos se burlan de vos fanático de la marca, en tu propia cara mientras te dicen: nos encanta verte sonreír.

Fotografía de Fernando Chuy

 

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *