La primera vez que probé Florifundia

Una caja como bombo y un par de platos; dos guitarras, bajo y teclado; todo se encontraba en una esquina de un café bar del centro histórico. Asistí porque conocía al batero desde el colegio —cristiano por cierto— y me había dicho que tocaría con su banda llamada “Los Florifundia” en el lugar.

Pensé que se trataba de un grupo de drogadictos así bien “quedados”y me intrigaba confirmar en qué había parado ese chavo. La banda resultó ser una fusión de distintos sonidos. En menos de dos metros cuadrados se acomodaron todos sus integrantes y comenzaron a tocar una especie de rock alternativo o indie. Dotados con canciones propias y sonidos que jugaban en conjunto con los instrumentos y la voz de Ricardo Morales, quien también ejecuta la guitarra; todo se movía en distintas tonalidades. Era como un revoltijo que poco a poco agarraba sentido y se tornaba seductor.

Los Florifundia son Fernando Pixtún, Esteban Salgado, Ricardo Morales y Brayan Arreola

Al igual que la banda, todas las canciones, desde el nombre tienen su propia personalidad. Sus letras también son todo un patín. El mes pasado la revista Esquisses publicó varios de sus videos y  entre todos descubrí una rola denominada Brugmansia. El nombre raro me hizo escucharla como primera opción y en mi opinión es su mejor canción. Creo que esta banda requiere que uno le ponga bastante detalle a la hora de escucharlos para disfrutar tanto de los sonidos como de las metáforas que emplean en las letras.

Sus canciones son de esas que te hacen pensar y muchas veces necesitás volver a escucharlas de nuevo para no perderte de nada. Aun así, me seguía preguntando qué chingados significaba Brugmansia y al googlearlo me direccionó a la planta Florifundia. Me reí creyendo que todo estaba planeado y que se implantaban en mi mente como un mensaje subliminal. Y lo lograron porque aquí me tienen escribiendo sobre ellos.

“Música para locos”, dice Ricardo, al explicar que la banda lleva ese nombre por el prejuicio que se tiene hacia la planta. “Si la consumís te volvés loco y así queremos que sea nuestra música, para locos.” La banda también está integrada por Esteban Salgado, baterista; Fernando Pixtún, bajo y Brayan Arreola quien se la rifa con piano y también guitarra. A pesar de todo el rollo que encierra su nombre, los integrantes de la banda niegan haber consumido florifundia como cualquiera puede llegar a pensar.

Pueden buscarlos en redes sociales aquí o verlos en vivo el 28 de Octubre en el Fender Day 2017 de Casa Instrumental.

Autor: Alejandra Sarti

(Guatemala, 1993) Polémica, e indescriptible. Documentar es crear mundos por placer y obra social. No todo lo que leés es alimento para tu alma; también hay basura documentada.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *