Mitos y verdades de echarse un polvo en valija

Fotografía de Lalo Landa

Caí en cuenta que a pesar de ser práctica común, es poco lo que se platica sobre las relaciones sexuales durante el embarazo y a veces hasta es difícil tratar el tema en una sociedad tan mojigata y llena de prejuicios como la guatepiorteca. Por eso voy a tratar de dejar las cosas claras sobre la mesa…

El sexo durante el embarazo puede vivirse de diferentes maneras, todo depende de cómo lo manejen y de la educación que posean al respecto. Guatemala está marcada por el machismo, la misoginia y el conservadurismo, flagelos que durante generaciones se han impuesto en la mente de las mayorías. Lo anterior provoca que muchas gestantes no hayan podido disfrutar de un buen polvo, o que los hombres no sepan qué putas hacer para que sus compañeras se sientan plenas y satisfechas en esta etapa.

Cuando el embarazo es algo planificado a huevos que todos estos momentos se viven de mejor manera que cuando no. Sobre todo, porque la estabilidad emocional de una pareja que desea lo mismo hace de esta experiencia algo agradable y la búsqueda del placer se vuelve mutua y constante.

 

No deberíamos ahuevarnos a la hora de buscar y disfrutar de un polvo estelar

En el embarazo suceden algunos cambios en las mujeres que pueden favorecer el buen sexo acompañado de orgasmos y otros que no tanto. Primero, desaparecen algunos factores psicológicos adversos como el estrés de la menstruación y el miedo de si se va o no a quedar embarazada. Sin ellos, las parejas tienden a tener un coito más relajado y libre. Segundo, existen factores biológicos que pueden favorecer el goce, entre estos vamos a notar que hay un aumento en la irrigación sanguínea de la vulva, que hace que las mujeres durante el embarazo tengan mayor sensibilidad, así que, los pijacuta aprovechen, pues no se necesita tamaño sino picardía. Los senos aumentan su sensibilidad de igual manera, por lo que las caricias leves y suaves pueden ayudar a alcanzar el éxtasis. Además de que algunas hormonas (las endorfinas) se liberan antes y durante el acto sexual, creando un estado de euforia y una sensación de bienestar, que favorece el momento.

 

With a little help from my friends

En esta ocasión algunas de mis compañeras colaboraron contándome sus experiencias personales en este asunto, una de ellas me decía: Yo quería desayuno, almuerzo y cena, y refa si era posible. Otra de mis colaboradoras confesó: Fijate que me aumentó la libido en los primeros meses… pero no tuve relaciones en ninguno de mis dos embarazos… Bueno, con la nena una vez, porque el cerote ese no es tan calenturiento como yo.

El deseo sexual en la mujer varía mes a mes y trimestre por trimestre, sin embargo, en los hombres es una cuestión más psicológica y de ignorancia. Algunas mujeres también pueden experimentar rechazo hacia su pareja, como mencionó otra colaboradora eficaz: Durante el primer trimestre fue más complejo, sólo por ese desorden hormonal, físicamente no había cambio que me incomodara para tener relaciones y el problema era más bien porque a veces sentía un rechazo hacia él. Efectivamente las variaciones del estado de ánimo se deben a las elevaciones súbitas de las hormonas propias del embarazo. También la sensibilidad del pecho que mencioné anteriormente y la autoconciencia del cambio en la figura femenina puede aumentar tanto el dolor como el placer. Los orgasmos pueden tardar en llegar (raramente) o ser más intensos causando mayor tensión en la vagina y el clítoris, lo que para algunas puede llegar a no ser tan placentero.

Por eso a los hombres en esta etapa nos toca ser menos pendejos y demostrar amor, tomando un poco de nuestro tiempo para investigar sobre el tema, para ayudar a llevar el embarazo acompañado de buenos coitos. Así comentaba otra de mis confidentes: Pues el maje en el sexo siempre fue muy abierto, buscaba la comodidad de ambos… durante el embarazo yo llegaba más rápido al orgasmo.

Existe miedo, así como mitos sobre cómo sí y cómo no hacerlo. Por eso el sexo durante el embarazo debe disfrutarse por etapas. Durante el primer trimestre de gestación el vientre aún no crece, sin embargo, la sensibilidad vaginal y de los senos aumenta, cosas que debemos tomar en cuenta, no vayan a ser tan mulitas de apretarlas como solían hacerlo, pues el dolor disminuye la libido. En esta etapa pueden echar parejo con las posiciones que acostumbran usar y hasta darse el lujo de experimentar nuevas. Sin embargo, durante el segundo trimestre, ya empieza a crecer ese abdomen, las caderas se ponen un poco más anchas, los senos ya aumentaron de tamaño y algunas mujeres me decían que, aunque no encontraban incómoda ninguna posición, comenzaron a presentar ciertas dificultades para desempeñarse a la hora buena. Ya en el tercer trimestre cuando la barriga ya tiene buen tamaño, la posición en cuatruñas, sentados (en la silla o sofá) ya fuera ella de frente o de espaldas pueden resultar muy placenteras, así como tumbados y de ladito son las más recomendadas.

Llegado a este punto de la lectura y como curandero que soy, quiero compartir algunas recomendaciones para que NO hagan NINGÚN cagadal:

Es mejor usar condón. Pues las prostaglandinas que se liberan en el semen pueden provocar contracciones uterinas, lo que en algunas mujeres con mayor susceptibilidad a su efecto pueden provocar pérdida de la concepción o un parto pre término. Además, si van a estar de pichaflojas por otros ámbitos, eviten molestas infecciones a su pareja, ¿No sé qué tanta plata pueden tener para pagar tratamientos y consultas?

Siempre mantengan una buena comunicación, sobre todo nosotros, los masculinos, investiguemos o asesorémonos más sobre este tema, con el objetivo de mejorar nuestro desempeño sexual durante el embarazo.

Fotografía de Rosauro Carmín Q.

Si existe alguna de las siguientes condiciones, visiten a un médico, y si son algo majes mejor se abstienen o utilizan otra técnica para obtener placer como el sexo oral o la masturbación mutua:

a. Sangrado vaginal inexplicable.
b. Amenaza de aborto.
c. Antecedentes de abortos espontáneos, o partos pre términos.
d. Embarazo múltiple
e. Existencia de infección de transmisión sexual que no se ha tratado (en cualquiera de los dos).
f. Otras condiciones médicas. (Para eso hay que ir con los chamanes del siglo XXI)

Por todo lo anterior, Dr. Piedrita se pone a sus órdenes, localizado en algún lugar camino a Bergonia Town próximamente. Se acepta efectivo, tarjeta débito o crédito, Paypal, Bitcoins o algo de la canasta básica, sobre todo arroz y frijoles por quintal o medio saco. Nos vemos hasta una próxima consulta.

Autor: Estuardo Piedra Santa

Estuardo Piedra Santa (Bergonia Town, Guatemala 1987) Q'anil de nacimiento, curandero de profesión, amante de lo exótico y de la pluriculturalidad. Con deseos de avanzar en esta selva y cultivar muchas semillas. Mente abierta y dispuesta al coloquio, al debate, a la conversación pero no a la discusión sin sentido.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *