Música para encularse con un culo

Otro año ya se ha ido, cuantas cosas han pasado…

Marc Anthony Solís

No voy a utilizar el viejo recurso de la nostalgia para escribir esta mierda ¿O sí?

Los Rusos Hijos de Puta. Fotografía de Julieta Briola

¿Cómo le llamarán a ese extraño fenómeno que se produce en vos cuando volvés a escuchar rolas a las que les diste play hasta el cansancio y automáticamente te trasladan a esa hermosa época en que todo te sabía bien, como un helado de queso-fresa. Ojalá alguien nos ilumine con la respuesta, la cuestión es que…

Lejos de todo lo que pudiera ensombrecer mis mañanas noviembrinas, enclaustrado por decisión propia en mi apacible y adorada madriguera, navego en los vastos mares de las plataformas digitales de la música para traerles esta exquisita selección de discos y bandas que merece escucharlos de principio a fin, sin saltos y con algunos sobresaltos. Quien quita y se convierten en el soundtrack de ese amor que está a punto de explotar…

La música es cuestión de actitud, y qué mejor si es punk. Los Rusos Hijos de Puta, una banda argentina originaria de Buenos Aires irrumpieron en la escena under hace poco más de cinco años, y ahora acaban de firmar un contrato con Sony (son poca cosa, pero están para otra cosa). La joya que les presento a continuación se desprende de su álbum Nos vamos a morir de hacer estrategias de amor (2018).

La siguiente banda es mucho más fácil de digerir que Los Rusos…, también son argentinos y su música, según mis probablemente erradas conclusiones, es ideal para evadir el ajetreo de la ciudad y olvidarse un rato de tanto vergueo político.

Escuchar Las Ligas Menores es dejarse abrazar por la melancolía. Anabella, María, Micaela, Nina y Pablo presentaron Fuego artificial en abril de este año y la rola que tiene que convencerlos de buscar, descargar y escuchar el disco completo es esta:

No sé qué será, pero parece que estoy enculado con Argentina y la música que se produce en Sudamérica en general. La agrupación que continúa este recuento es mi favorita y además la más vetarrina de todas.

Los Espíritus irrumpieron en la escena independiente de Buenos Aires en el ya lejano 2010. Su música se resume en blues, buenos guitarrazos, psicodelia, letras simples y pegajosas que te dejan en qué pensar sí o sí.

Agua ardiente (2017) es su disco más reciente y con él, la banda hizo realidad el sueño de muchas otras de salir de tugurios desconocidos para tocar en festivales masivos como el Rock al Parkinson (Colombia) o el Lollapalooza (Argentina).

Para cerrar este brevísimo repaso, quiero incluir a Okills, una banda venezolana de rock pop tropical que llegó a mis garras como sugerencia de la muchacha de melena morada. Aunque no es tan fresco como quisiera, América Supersónica (2016) es un álbum que cumple las expectativas de melómanos no tan exigentes como vos entenderás.

Autor: Salazar Ochoa

(Guatemala 1985 - … ) Salazar Ochoa es un ser malvado que solo le pide a la vida una ranfla con un equipo de sonido potente para navegar por la ciudad, el diario con noticias exaltantes y una dosis respetable de ultraviolencia en los canales de televisión que sintoniza.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *