Nadie sabe para quién vota

Ante una ola de incertidumbre y desinformación, viviendo en un sistema fallido, en dónde la clase política basura legisla leyes en beneficio de la corrupción ¿De verdad creés que tu voto cuenta?

Fotografía de Lozano

La mayoría de los chapines que van a votar este domingo en la consulta popular piensan que cumplen su deber cívico, se sienten patriotas y buenos guatemaltecos, no los culpo, pero deben empezar a cuestionar todo. Es lamentable que la mara confunda civismo y hacer patria con mamadas como ir a votar, cantar el himno o ir a comprar un puto bigmac. Como dice el sabio Bumbury: Los nacionalismos que miedo me dan.

La campaña del gobierno a favor del sí se ha basado en el fomento del sentido de identidad y pertenencia guatemalteca, un falso e hipócrita nacionalismo, más que explicar a fondo la problemática del diferendo territorial. El inepto de Jimmy repitió como loro  “No estamos peleando con Belice, estamos reclamando nuestro derecho a territorio”, durante una gira mediocre por algunos departamentos del país, a la vez que hacía un llamado a la unidad nacional, dejando de responder (como siempre) cualquier cuestionamiento sobre el mal manejo de su mandato.

Hablando de la doble moral de mierda que impera en el país “Si dicen ¨Belice es nuestro¨ aunque haya pasado tanto tiempo, porque derechos son derechos y las marufias inglesas no valen, ¿por qué se oponen a que las tierras ancestrales despojadas por las familias ¨bien¨ a lo largo de la historia, vuelvan a sus comunidades indígenas originales?” Genial twitt de Juan Pensamiento Velazquez.  

Hablando de consultas ¿Saben cuántas consultas populares sobre el manejo de territorios se han pasado por el culo el gobierno y las minerías? Todas las que se han hecho. Las comunidades afectadas por la explotación de nuestros recursos han votado en contra de las minerías, hidroeléctricas y monocultivos, pero el gobierno solo defiende los intereses de esas empresas, ahuevos que han demostrado con represión y desalojos que les pela la verga la voluntad de los pueblos.

Nunca he sido de seguir el rebaño y observo como la mayoría de gente en el país es constantemente manipulada a través de la religión, la violencia, el fútbol y el falso patriotismo. Después del actuar de nuestro actual presidente, los mandatarios del pasado reciente y la maldita clase política actual ¿enserio se van a tragar que esta consulta busca el bienestar común de la ciudadanía? ¿Cuáles serán los intereses reales de gastar  Q300 millones en esta consulta? ¿Sea dinero internacional o de las arcas del Estado, se imaginan a cuántos niños en problemas de desnutrición se pudieron haber tratado con ese dinero? Imaginen todos los usos positivos que se les pudo dar a esa plata.

En fin el Sí va a ganar, justo como gano Jimmy Morales baboseando a más de dos millones de majes, lo que emputa es que la mayoría de mara que va a ganar son de aquellos que gritan “Belice es nuestro” y nunca se han tomado la molestia de ir a conocerlo, son lo mismo que esa bola de mulas que se emocionan y pelean por los equipos de fútbol de españa.

Fotografía de Lozano

¿Cuánto sabés de Belice?

Conozcamos un poco acerca de la manzana de la discordia. Comencemos por hablar de su gente; hay población maya, mestizos, afrodescendientes, una enorme cantidad de asiáticos que se dedican al comercio, casi todas las tiendas del país son de chinos (sorprende como acaparan el mercado), hay una comunidad fuerte de menonitas que se dedican a la venta de carne y verduras. Muchos guatemaltecos huyeron de la guerra y la represión militar y se nacionalizaron beliceños, la población de Belice es de aproximadamente 360 mil habitantes.

Según el índice de desarrollo humano el nivel de vida de sus habitantes es mejor que el de los guatemaltecos, mientras los beliceños se encuentran en el puesto 102, nosotros aparecemos hasta el puesto 124; comencemos por decir que Belice tiene más del 60 % de su superficie terrestre cubierta por bosques y una densidad poblacional de 16 habitantes por km2 mientras que 16 millones de habitantes de la eterna primavera soportamos el tráfico, smok, contaminación y a la deforestación; solo en ciudad de Guatemala soportamos una densidad poblacional de mil 578 personas por kilómetro cuadrado.

En Belice no existen restaurantes de comida rápida; ni Mcdonald´s, Burger King, Taco Bell o Pizza Hut han logrado invadir el mercado. Al parecer no soportan las leyes laborales, ambientales y sanitarias del lugar. Algo bueno para la salud de sus habitantes.

En Belize se habla español, inglés y criollo, el idioma oficial es el inglés como rezago de su pasado como colonia británica, aunque dicen ser independientes, me parece que inglaterra aún mantiene control en el gobierno, de hecho el dólar beliceño tiene en todas sus denominaciones el rostro de la reina. Considero que a raíz del diferendo territorial no se atreven a dejar de tener este respaldo.  

La mayor fuente de ingresos de sus habitantes proviene del turismo, y se nota que el país cuida sus recursos naturales y el medio ambiente, basta con adentrarse un poco para sentir que el aire es más puro. Los sitios turísticos cuentan con buenas instalaciones de atención, hay buena señalización, limpieza y un ambiente general de seguridad.

Fotografía de Lozano

El turismo es atendido de forma integral, se puede viajar con tranquilidad en el transporte público sin sentirse amenazado o apretujado, los horarios de salida son puntuales, cuidan la fauna, visite la isla paradisíaca llamada Caye Caulker y los animales en general no temen acercarse a los humanos, está prohibido molestarlos y hay multas serias por hacerlo, controlan la cantidad de pesca que se realiza, los botes que visitan las zonas de buceo, las personas que visitan sus parques y centros turísticos, la única basura que trabajadores municipales recogen de sus playas todos los días son los restos dejados por la naturaleza.  

Es normal ver a gente tatuada, hay una fuerte cultura del tatuaje y las personas no son discriminadas por las empresas o la sociedad por portar tatuajes, también es normal ver a gente fumando marihuana tranquilamente, el consumo no es penalizado, pero extrañamente si la siembra, esto en parte gracias a la fuerte influencia de la cultura rastafari.

La fuerte influencia rasta permite un espacio libre de reggaetón en la mayoría de lugares, al grado de que es más común escuchar roots reggae en ambientes públicos que esa aberración sonora. La población tiene fácil acceso a la tierra, las mujeres no suelen ser acosadas en la calle, es raro escuchar de asaltos o asesinatos, en fin es un paraíso que vale la pena conocer.  

Este texto más que tratar de ser un análisis profundo de la situación, pretende dar un punto de vista sobre la vida en Belize, país con sus propios problemas, historia y cultura.  No todo es color de rosa, y han habido problemas en la frontera por los que vale la pena llegar a un acuerdo entre países, respetando sobre todo a la gente que se encuentra en la zona de adyacencia, sin embargo mientras nuestro mandatario se desvive en tratar de recuperar territorio beliceño, no sabe ni gobernarse a sí mismo.

Fotografía de Lozano

La consulta en breve

  • Guatemala reclama a Belice 11,030 km² de territorio terrestre y marítimo, así como de centenares de islas e islotes.
  • Belice se independizó del Reino Unido en 1981, y estableció sus límites según una convención entre Guatemala y Gran Bretaña en 1859, mientras que Guatemala reconoció la independencia de Belice 10 años después, pero reservándose los límites fijados.
  • Más de 7,5 millones de electores guatemaltecos han sido llamados a acudir este domingo a las urnas para decidir en una consulta popular si van a la Corte Internacional de La Haya para finiquitar un diferendo territorial de más de dos siglos con Belice.
  • 19,578 juntas receptoras de votos en 2,782 Centros de votación distribuidos en los 340 municipios que componen el territorio nacional.

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *