¿Qué onda con esas pelotas ensangrentadas?

1

Fotografía de Lozano.

Hay una pequeña gran diferencia entre inflar el pecho y despotricar a través de las redes sociales en contra del gobierno y en verdad pasar a la acción.

Pequeñas maniobras subversivas dotadas de una gran carga simbólica pueden transformar el apático estado en el que encuentra la sociedad guatemalteca.

El colectivo artístico y subversivo Proyecto 44 realizó una acción de ese calibre esta mañana frente al Palacio Nacional de la Cultura. Con esta maniobra artística buscan hacer una crítica a la situación calamitosa en la que se encuentra actualmente el sistema salud en Guatemala aunado a las penosas acciones que el presidente Morales tomó en torno a la polémica desatada por las declaraciones que hiciera un periodista mexicano sobre nuestra miserable  la selección  nacional de fútbol.

3

Jugamos en la entrada del palacio con pelotas ensangrentadas, ¿Nos importa más el fútbol que las condiciones del sistema de salud? Las prioridades del “presidente” demuestran que su trabajo es hacer imagen y no administrar correctamente al Estado.

Proyecto 44

Header 2Según uno de los organizadores de este acto , los balones ensangrentados simbolizan los autogoles del gobierno frente a la falta de prioridades en el financiamiento de los hospitales públicos y los excesivos gastos que se hacen en torno al fútbol. “Nuestra crítica va al gobierno, a las instituciones y a la pasividad de la población en general” concluyó uno de los integrantes de P44 que participó en esta actividad.

2

 patojos

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *