Revelarnos para rebelarnos

Manola, es estudiante participante en la exposición Xela se re(v)bela .

Xela se re(v)bela imponiendo un mensaje político de pertenencia étnica, local y de género.

Por: Oscar Iván Maldonado

A más de un año de la exposición Guatemala se re(v)bela, expuesta en la Alianza Francesa de Guatemala, en marzo 2016, el fotógrafo Daniel Hernández-Salazar continúa su propuesta, desafiante en fondo y forma, retratando a todas aquellas personas que responden a su convocatoria abierta para ser fotografiados con sus vestimentas habituales y exponer su cuerpo desnudo.

“El proyecto busca retar los estereotipos, prejuicios y temores que nos impone una sociedad conservadora y machista respecto a nuestros cuerpos, que poco tienen que ver con las aspiraciones de estima, tolerancia y libertad que compartimos muchos de nosotros” Afirma el autor.

Siguiendo los mismos propósitos, Xela se re(v)bela desvincula el desnudo artístico de la concepción del cuerpo ideal—de allí la razón de convocar a ciegas, sin considerar la apariencia física; confronta a una sociedad puritana y conservadora con el uso del desnudo como forma alternativa de expresión y, además, se opone a los estereotipos que desprecian la diversidad, fortalecen las estructuras de poder y fomentan la violencia. “Al quitarme la ropa, me sentí como una mariposa saliendo del capullo”, mencionó una de las participantes.

 

Revelar. Del latín revelāre: Quitar(se) el velo

Rebelar. Del latín rebellis: Oponer resistencia

 

En Xela se re(v)bela, el mensaje político de pertenencia étnica, local y de género fue más manifiesto que en la serie precedente. A través del uso del vestido o de textiles tradicionales—o incluso de la camiseta del equipo de fútbol local, los modelos mostraron su orgullo, identidad y herencia cultural, al mismo tiempo que en su toma al desnudo quisieron dejar manifiesto lo que nos une: “el ser humano, nuestra identidad universal,” como mencionó una participante maya-quiché.

Esta nueva exposición incluirá a 45 personas entre los 18 y 60 años de edad, quienes compusieron una pequeña muestra de mujeres y hombres, mayas y ladinos, guatemaltecos y extranjeros residentes en la Ciudad Altense y sus alrededores.

Ni los modelos de ambas series, ni el autor del proyecto, se atreverían a negar que el cuerpo considerado estereotípicamente estético representa un ideal de salud y belleza que la mayoría apreciamos y al que quisiéramos acercarnos. No obstante, muchos comparten con el artista la crítica de convertir al cuerpo ideal en instrumento de poder, sometimiento y discriminación, factores que en definitiva han contribuido a desnaturalizar la desnudez. De allí que los modelos buscaran “sentirse bien dentro de su piel” al posar desnudos, encontrando un efecto liberador en la sesión fotográfica.

El interés de los modelos por participar en las sesiones en la Ciudad de Guatemala y Quetzaltenango tuvo matices que marcaron una clara distinción de género.

Entre los hombres, las sesiones fotográficas significaron reafirmarse o adquirir confianza en sí mismos con respecto a su cuerpo y aceptarse dentro de una diversidad de tamaños, formas y colores. “Vinimos acá a superar todos nuestros miedos” decía un modelo, mientras que otro argumentaba con igual tino que “finalmente, el cuerpo ideal es más bien la excepción y todos los demás somos la norma”.

Las modelos femeninas mostraron una sólida determinación: posar constituyó para ellas un medio para re-apropiarse de sus cuerpos, y les permitió expresar que ellas son las únicas dueñas de su cuerpo y, por ende, las únicas que pueden decidir sobre él. Algunas consideraron la sesión fotográfica como un bálsamo sanador que les devolvía la autoestima y seguridad.

En Xela se re(v)bela, artista y modelos asumen el propósito compartido de contribuir al cambio social y de construir una sociedad más abierta, tolerante, propositiva y, sobre todo, libre. “Veo mi participación—dijo uno ellos—como el ladrillo con el que contribuyó a construir una sociedad diferente. Algún día, cuando alguien vea mi foto, pensará en mi contribución.”

Julio Hernández. Estudiante de Antropología, participante en la exposición Xela se re(v)bela .

Para asistir

La inauguración será este sábado 20 de mayo a las 7 pm en Casa Noj, 7ma Calle Zona 1 , Quezaltenango, Guatemala. Y estará abierta hasta el 30 de junio de 2017. En horarios de lunes a viernes de 8am a 12pm y 2pm a 6pm.

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *