Señales para mantenerse soltera

Obvio, vivir entre la naturaleza genera otro tipo de pensamientos y sentimientos. Tocando música gozo de ese derecho de libertad de locomoción a plenitud —desde luego, ya no con los mismos excesos de mis veintes viajando entre distintas ciudades, montañas y playas a lo largo del año, experiencias que además estabilizan mi salud y mi temperamento.

No hay nada como caminar entre la arena antes de hacerlo por el “cemento”. Hace unas noches estaba en la playa y cuando me disponía ir a cenar, divagando en mi mente pensaba: Otra vez me toca cenar sola, dormir sola, todo sola, ni modo, pensé, es el precio de la libertad, pero sí me gustaría un poco de compañía… y así conversaba conmigo cuando de repente escucho unos gritos que decían: ¡Ningún “mi amor”!, Ya te dije que yo no soy tu amor!, Pppero mi amor, Que no me digas mi amor, ¡CEROTE! ¡¡¡¡#$$@@@@$&!!!

Tras presenciar semejante escena me dije: definitivamente es una de esas señales de la vida que te recuerdan que tenés que mantenerte soltera Ahora sí, a comer hamburguesa de vegetales y chips de yuca. Fue un domingo bastante extraño…

Autor: Trip Chatia

Cantante, compositora, locutora, melómana e historiadora del rock and roll en proceso.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *