Si la nueve detona y una madre llora

Por inKógnito/Fotografías de Fernando Chuy

 

Ayer soñé,

que la bala no mataba al ijueputa que se lo merecía

ayer soñé que mi sueño no era un sueño

sueño

que no tengo nada más allá de las facilidades  transaccionales

sueño que la bala no llegaba al niño que no se lo merecía

que la bala hedionda a caca nunca pretendía darse a la fuga con culpas de inocentes

soñé que no era necesaria la presencia con amenazas sin normas

soñé que no pasa nada  si la nueve detona y una madre llora

soñé que todo es natural porque el mundo es malo no por los ricos sino por una manzana

el estigma no existía ni el miedo

soñé que no hay rechazo ni libertad sin democracia

soñé que nosotros decidimos escoger  una profesión suicida para que nadie lo decida por nosotros

soñé que también  fui libre y fuimos en el mañana y el ayer

soñé que nunca tenía nada que decir pero solo fue un sueño

solo lo  soñé…

Hell de Fernando Chuy

Autor: Barrancopolis

Medio digital de arte, cultura y entretenimiento.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *