El caldo de la semana
Jul07

El caldo de la semana

Lidiar con la cruda es parte del placer de la borrachera, eso cuando tenés billetes en las bolsas; yo me busqué entre el pantalón, y sólo pude encontrar tres monedas de veinticinco centavos, dos chicles de menta, las llaves de la casa, un cuarzo que me regalo una amiga bruja y un papel arrugado en donde apunté el número telefónico de Leticia, no podía recordar quién era ella.

Read More
Vos que te sabés las letras de Sabina…
Jun16

Vos que te sabés las letras de Sabina…

Afortunada, la soledad de madrugada, fue testigo de nuestro husmear por la penumbra. Sin prólogo alguno me desvestiste, yo correspondí autómata, inspirado, a la luz del sereno y de las gotas de luna cayendo.

Read More
Una cruda, una oda al caldo de huevos
Jun05

Una cruda, una oda al caldo de huevos

El caldo de huevos cura la cruda, con la temperatura del caldo, con la mezcla de sabores nutricios y exóticos, pero sobre todo con el olor sexual del apazote, el fuerte sabor de la planta mezclado con la grasa del pollo alivia las entrañas, te energiza y anima.

Read More
Sueños muertos sobre la acera
May24

Sueños muertos sobre la acera

Ya no sé si vale la pena seguir pensando en llegar a los Estados Unidos. El centro del dinero ya no me llama, no me promete, está tan lejos.

Read More