Sólo quiero terminar de aprender a coger
Mar11

Sólo quiero terminar de aprender a coger

El panorama de hombres es mucho mejor. Hay de todo: vagos, fresitas, intelectualoides, izquierdosos, machitos, cachurecos y posibles combinaciones. A mí me gustan varios. El flaco es atractivo aunque habla muy poco. Me encanta Rony, con su melenota y su cara de malo pero como fuma tanto…

Read More
Cuando el falo soy yo
Feb04

Cuando el falo soy yo

Ella hubiera querido tener un pene: regaría su líquido seminal por todo el mundo, en todas las caras, nada más para sentir el desplazamiento literal de una partícula suya sobre otra, para ser la gota que se estampa en la piel de alguien…

Read More
El polvo de la paz
Ene29

El polvo de la paz

Tengo diecisiete años y dos buenas razones para sentirme plena: estoy enamorada y hoy termina la guerra en el país de la tristeza. Vine al Parque Central para observar los rostros de los orejas, los guerrilleros, la gente bien y la gente común. He venido también para reunirme con mi amor, el poeta L.

Read More
Dos citas con el vestidito de la suerte puesto
Ene19

Dos citas con el vestidito de la suerte puesto

Sin miedo confió… nada más esperaba que la besara. Caminaron por el centro de la ciudad, cogidos de la mano, como si se hubieran conocido desde antaño. Reían, hablaban, se volvían a reír, callaban como cómplices…

Read More
Así me la rifé la primera y dolorosa vez
Ene10

Así me la rifé la primera y dolorosa vez

Adolorida y con las piernas aún temblorosas me fui a mi casa, me despedí de él, quizá esperando que como todo patojo inmaduro me dejara de hablar pues ya nos habíamos hecho el daño por esa vez…

Read More