Taturdia, el ilustrador de la piel.

TATURDIA WEB1

Alejandro Azurdia comenzó su carrera como ilustrador, sin embargo en la actualidad es uno de los artistas del tatuaje más destacados en el país, esto quizá obedezca al  sello personal que imprime a la hora de tatuar.

El estudio de Taturdia transmite una sensación acogedora, invita a los visitantes a deambular por sus espacios, siempre hay buena música en el ambiente, y el lugar no parece un estudio de tatuaje, se acerca más a una galería de arte.

En las paredes hay cuadros, esculturas, muñecos y libros.  En el centro de la habitación se sostiene del techo  mientras se mece, un columpio,  al fondo un piano diminuto invita a ser tocado. Al deslizar los dedos sobre sus teclas el sonido es escalofriante.

Realicé esta entrevista durante mi tercera sesión de tatuaje, Azurdia y yo conversamos mientras él me tatuaba, antes de empezar le dije: Vos hacés tu trabajo y yo el mío, así inicio esta plática, mientras yo trataba con la charla de no pensar en el dolor que me producía la percusión de la aguja en el brazo.

TATURDIA WEB2

¿Cómo definís el estilo de tus tatuajes?

No me considero tatuador porque creo que alguien que se define como tal debe tener la versatilidad de  trabajar lo que se le ponga enfrente y hay cosas que a mí no me nace tatuar, no me llenan, no las hago, cuando pasa eso,  refiero a las personas con otros colegas. No tatúo lo que me den, solo si me gusta el proyecto lo tomo, también si aplica a lo que yo hago.

Acá en Guatemala ha surgido una discusión dentro del gremio porque muchos creen que un tatuador debe tatuar lo que sea y no tener un estilo propio. Para mí un buen tatuador necesita tener experiencia, especializarse, cada uno debería de tener un estilo y especializarse en él.

En el arte por ejemplo, uno busca su estilo y va trabajando en perfeccionarlo. Tatuar es un arte, yo disfruto mucho los tatuajes que son muy orgánicos, muy similares a la ilustración editorial, acuarelas, sketch y por otro lado me alejo del tatuaje oriental, me agrada este tipo de tatuaje pero no es mi especialidad. Cuando me piden dragones y pez koi, mejor refiero a la persona a alguien que se especialice en ese trabajo.

galeria web (1)

¿Cómo empezaste a tatuar?

Mi rollo como te dije es la ilustración, desde antes de empezar con esto me gustaba ir a tatuarme y al estar viendo lo que  hacían en mí, me dí cuenta que eso era como ilustrar. Así me empezó a llamar la atención la maquinita, quería probar si usarla era igual que usar un lápiz o un crayón.

Así pasaron los meses, los años y nunca se me quitó la idea de la cabeza, entonces pensé “Tengo que probarlo”. La idea seguía latente, empecé a aprender viendo, me metí a ver videos, aprendí a saber que tintas son las que se usan, cómo se arma la máquina, cómo se maneja la higiene, etc.

Y un día empecé a tatuar, era un experimento para saber cómo era trabajar en piel, y este experimento se convirtió en algo que me apasiona. Ahora incluso tatúo más de lo que ilustro, la ilustración era mi vocación inicial.

Mi rol como profesional lo comencé como ilustrador en periódicos, ahí me dan la libertad de experimentar con acuarelas, crayones, y acrílicos. Toda esa experiencia la he trasladado al tatuaje.

galeria web (4)

¿Qué fue lo primero que tatuaste?

Un número siete, fue un tatuaje pequeño, sufrí con ese siete aún más que la persona que tatué. No estaba acostumbrado a lastimar a la gente, lo más difícil de tatuar es saber que vas a lastimar a la persona. Luego eso se vuelve costumbre, pero ese número siete fue el más complicado que hice, me tarde más de una hora en hacerlo.

¿Cómo describís a tus clientes?

A la gente que me busca no le importa venir a este lugar, que está ubicado fuera de una zona comercial, es gente que puede venir en horarios raros, horas poco convencionales, tatúo tipo nueve o diez de la noche, o muy de mañana. Las personas buscan  libertad en el trazo, mis clientes quieren que sus tatuajes parezcan crayón, acuarela, o tinta, con acabados muy orgánicos.

5

¿Qué es lo que más te gusta del arte del tatuaje?

Yo pasaba rayando paredes de pequeño, siempre me ha gustado esa idea de ilustrar cuerpos, siempre ha sido atractiva para mí. Cuando expongo  cuadros, estos son colgados en la pared de una galería, pero al vivir la experiencia del tatuaje esa pintura se mueve y tiene vida.

Entonces la pintura en papel y colgada en los cuadros  ya no me llena tanto como ver mi pieza en un ser vivo. Para mí es mucho más valioso el poder tener la bendición de tatuar una piel que hacer un lienzo para que quede en una pared. Con el tatuaje estás haciendo algo que va a durar para toda la vida.

Taturdia web4

¿Qué es lo que más se tatúa la gente?

La gente se tatúa mucho las pérdidas, otro diseño preferido por todos son los árboles. Si son chavos los que se van a tatuar prefieren nahuales, brújulas, y relojes. Las chavas se tatúan mucho frases, mariposas, flores, e infinitos (este último diseño estoy tratando de ya no hacerlo por ser tan común). Sobre los lugares del cuerpo en los que la gente se tatúa más, por ejemplo las chavas en las costillas, los chavos en el brazo y el ante brazo. Ambos se tatúan la espalda, la diferencia está en que la mujer se tatúa más en medio y los hombres en el omóplato.

¿A qué otras cosas te dedicas?

Doy clases de técnicas de creatividad e ilustración en el Colegio Toscana, trabajo ilustración en un periódico nacional, por la tarde doy clases de diseño en la Universidad Landívar. He realizado también arte urbano, grafiti, y esténcil. Aunque ahora ya no mucho, en su momento hice pintas en la pared, me pararon policías, viví esa experiencia. Pinto con acrílico y acuarelas, hago escultura también. Tengo a la par del estudio de tatuaje mi taller de pintura, esta sería una faceta más personal de mi trabajo.

¿Cuál es el tatuaje más loco que has hecho?

Un árbol de nahuales, en vez de colocar los nahuales como figuras mayas, o  en forma de escritura maya, son animales, el tronco y la copa del árbol es la representación de los nahuales de toda la familia de la chava a la que se lo hice.

galeria web (8)

¿Lo más raro que te ha pasado con el tatuaje?

Una vez le tatué a una chava una jaula y al mes de haber hecho el diseño me volvió a buscar para cubrirse el tatuaje, no por el tatuaje, sino por un cambio de creencias, la jaula significaba algo que ella ya no quería en su cuerpo. Es la primera vez que una persona se hace un cover tan rápido. Otra cosa muy particular es que a la hora de tatuar hay gente que grita y se escucha en toda la cuadra, me toca aguantar la risa.

¿La pregunta más común qué te hacen?

En qué parte del cuerpo duele más tatuarse.

Contacto para citas en el estudio del artista el solo se comunica a través de su fan page

www.facebook.com/Taturdia

2

 Recomendaciones generales

Estos son algunos consejos de Taturdia para las personas que piensan tatuarse por primera vez.

1

• No hacerlo cuando se es muy joven, Alejandro recomienda entre los 25 y 30 años como la mejor edad para tatuarse, “más chavitos es cagada segura” Dice el artista.

• No hacerlo en estado de ebriedad, o bajo el efecto de cualquier droga. “La mayoría de covers que se realizan se dan por esta razón”.

• No ir a cualquier estudio, es recomendable ver portafolios, no irte a tatuar solo porque está el estudio abierto, es recomendable ver quien te va a tatuar y conocer lo que hace para poder evaluar si lo que vos querés aplica al estilo del tatuador, a veces no es que sea malo o bueno el artista, simplemente no es el indicado para la pieza que vos querés hacerte.

• Hay muchas personas que se tatúan por moda y rebeldía, son cosas efímeras, a la hora de tatuarse hay que considerar que no hay vuelta de hoja, hay que meditar que el dibujo estará en la piel para toda la vida.

• Si es la primera vez que te vas a tatuar lo mejor es empezar con un tatuaje pequeño, y ver si realmente te gusta la sensación de tener la piel tatuada, empezar con un tatuaje muy grande puede ser traumático, es un cambio radical en el cuerpo, hay que ser precavido con este tipo de decisiones.

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *