Una cumbia celeste pavo, de traje de graduación

Yo al olvido, he llegado varias veces, pero de noche; de día nunca había ido…

Luis Soto.

Luis Soto, fotoperiodismo

Fotografía de Javier Herrera

No somos super héroes por cargar una cámara e intimidar a quien esté en frente, somos seres humanos y todos merecemos respeto, por ahí empieza la fotografía…

¡Don Lucas! ¡Don Lucas! ¡Me quieren matar, me quieren secuestrar!… quizá ese fue el día que vi por primera vez una cámara de fotos tan de cerca; tío Jorge había pedido a mi papá que le guardara su Pentax con flash y grip, que la verdad se veía como una verdadera bestia fotográfica. Mi viejo al que no le molestaba para nada enfrentar a cualquiera que osare intimidar a un indefenso, corrió hacia su habitación, sacó de un estuche verde claro la cámara y salió al encuentro de unos policías que perseguían al vecino; rápidamente los chontes cuestionaron a mi padre por el objeto que poseía en las manos, prensa dijo mi papá no se preocupe amigo aquí todo quedo grabado y fotografiado. ¡PUTA! dije, ese mi papá es un venado.

Con Soto quedamos de vernos en una oficinita ahí por la octava avenida de la zona uno de la ciudad de Guatemala, le di como veinte indicaciones para llegar, pero igual se metió al parqueo que no era.

Luis Soto, fotoperiodismo

Fotografía de Javier Herrera

Para los que no conocen a Luis, aquel es un ser humano de esos que vienen en frascos pequeños, pero con una inmensa capacidad para atraparte desde las primeras palabras; con un poco más de tres décadas de antigüedad, quince años en el rollo de la foto, y con una barba que invita a creer que nació cerca del desierto de Néguev y no en los alrededores del parque de Morazán en la zona 2 de la ciudad de Guatemala.

El objetivo de nuestra reunión era conocer un poco sobre la presentación de su primer libro, el cual verá la luz en pocos días. Para mí Guatemala es un país super mágico religioso, y la importancia de la imagen en el periodismo es lo que deseamos resaltar en este trabajo que reúne imágenes en un libro que contiene muchos sentimientos en lo personal me encuentro satisfecho y emocionado por terminar este proyecto y seguir adelante con nuevos ya que de pronto no tenga la capacidad de correr cuando posea más edad, pero los proyectos seguirán, me dijo Luis muy consciente del esfuerzo realizado en la publicación de este material.

“Tierra de Nadie” es un conjunto de más de 95 fotografías realizadas durante nueve años, Soto encontró una sensibilidad increíble que su ojo adiestrado y la imagen análoga transmiten. Si yo tuviese que hablar de Luis, me referiría a él como un minué en un mundo de adagios aún sabiendo que es una cumbia celeste pavo, de traje de graduación.

Presentación de libro

Luis Aceituno y Moisés Castillo conversarán con Luis Eduardo Soto sobre el poder de la imagen en el oficio periodístico.

En un país de realidades bajo disputa, el sabor de la imagen se funde con el olor a lo vivo, los vientos de cambio son una llamarada de tusas y las alegrías duran lo mismo que un cigarro al medio día, aquí, se hace espacio para presentar un libro.

¡CÁIGANLE! La cita es en La Erre, vía 6, 2-6, Zona 4, ciudad de Guatemala, el miércoles 30 de mayo a partir de las 19:00 horas. La entrada a la presentación del libro es libre, el costo de la obra es perderle el amor a Q100.

via GIPHY

 

Cuando mi papá entro de nuevo a la casa y me vio emocionado por lo que acababa de suceder me dijo: es importante registrar la imagen, aún más ayudar al prójimo y también saber utilizar esta camarita que me dejó tu tío que ni sé en donde se enciende, pero, así como sos vos, ligerito vas a aprender cómo se usa.

 

Autor: Javier Herrera

(Guatemala, 1987) Camino por ahí observando hacía todos lados, menos mi camino, por eso me pierdo.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *