Viajando por la Latinoamérica profunda IV

Cómo usar aceite vegetal como combustible para viajar

En marzo del 2017 iniciamos un viaje desde Oregón, Estados Unidos en dirección al sur del continente americano en nuestra camioneta-casa que utiliza aceite vegetal usado como combustible.

Viajando por Latinoamérica

Fotografía de Johanna y Aidan

El aceite que desechan los restaurantes es un contaminante que va a dar a las calles, alcantarillas, ríos y mares porque no existe un sistema adecuado de desecho, convirtiéndolo en un contaminante letal para nuestro medio ambiente. Por eso decidimos realizar este viaje en un vehículo amigable con el medio ambiente, reciclando durante nuestra marcha miles de litros de aceite quemado de los restaurantes.

Para hacer esto necesitábamos un vehículo que se adaptara a las necesidades de nuestro viaje, luego de encontrar la camioneta adecuada, debíamos hacer todos los ajustes necesarios para que pudiera  funcionar con aceite quemado, ¿Increíble no? Parece irreal pero funciona y es muy satisfactorio una vez terminado el proceso de conversión.

¿Qué vehículos pueden usar aceite vegetal como combustible?

Si te decidís a adaptar un carro para usar aceite vegetal como combustible, necesitas saber ¿cuáles carros son aptos para ser adaptados? Algunos aspectos importantes básicos y necesarios para una adaptación son:

  • Un carro que use diesel como combustible, de preferencia, un modelo anterior al 2002, porque estos modelos son más rudos para tolerar la consistencia del aceite.
  • Hay que adaptar un segundo tanque en caso de que el carro no tenga dos tanques, para usar uno con diesel y otro con aceite usado. Es importante saber que el vehículo debe partir en diesel para calentarlo y luego pasar al aceite.

Estos son solo algunos aspectos básicos necesarios que te pueden ayudar para saber cómo entrar en el mundo de los vehículos que usan combustible alternativo y amigable con el medio ambiente. Es  necesario que tomes otros aspectos importantes en cuenta que se pueden encontrar en foros, y algunas páginas de internet. Cuando tengas tu carro diesel ideal, necesitas conocer algunas cosas básicas y necesarias del funcionamiento de tu vehículo y conocimientos de mecánica. Pero no te preocupes nosotros no teníamos muchos conocimientos acerca de nuestro carro, ni de mecánica, nos costó un poco hacer todo el proceso pero finalmente logramos convertirlo nosotros mismos, por lo tanto ¡No es imposible!

Johanna y Aidán (a la derecha) acompañados de una amiga en Baja California, México.

Cómo funciona nuestro vehículo

En nuestro caso, tenemos una camioneta Ford modelo 1987, E350 Econoline 7.3, es grande pero exacta para las necesidades de nuestro viaje, ya traía dos tanques lo que facilitó la adaptación a aceite vegetal.

Uno de los tanques de la camioneta es para el Diesel, con capacidad de 23 galones y el otro es usado para el aceite vegetal, con capacidad de 46 galones, además viajamos con 5 recipientes con una capacidad de 5 galones cada uno, manteniendo una reserva de 25 galones de aceite extra para rodar. Cada tanque de la camioneta tiene su propia línea que suministra combustible al motor.

En la línea de aceite vegetal fue donde realizamos todo el trabajo de adaptación a nuestro vehículo, le agregamos un kit de conversión que compramos en Estados unidos, que consiste en varios precalentadores para ayudar a mantener caliente la línea de aceite vegetal y que este tenga la consistencia apropiada para ser utilizado como combustible.

Los precalentadores que usamos utilizan el agua caliente del motor para poder transmitir la temperatura al aceite. Le damos siempre marcha a nuestro vehículo en diesel y una vez alcanzados los 70 °C de temperatura en el agua o de preferencia en el combustible realizamos el cambio de tanque, que controlamos con un switch eléctrico, automáticamente el motor empieza a trabajar con el aceite vegetal y está listo para andar.

Algo importante que hacemos antes de apagar nuestro carro es pasarle diesel los últimos 5-10 kilómetros de trayecto, para poder limpiar el motor y dejarle diesel en su interior para que no sea difícil el arranque en frío.

 

¿Cómo recolectar aceite vegetal?

La recolección de aceite vegetal depende de varios aspectos importantes, es importante recordar que utilizamos aceite usado de los restaurantes y cualquier alteración en el aceite puede acabar con nuestro carro.

Los aspectos que se deben de tomar en cuenta al recolectar el aceite son:

De origen vegetal

El aceite debe de ser única y exclusivamente de origen vegetal, como aceite de girasol, maní, canola, soya etcétera. El aceite de origen animal no debe ser utilizados porque puede dañar el motor.

Sin agua

El aceite no debe contener agua u otros productos que se utilizan para cocinar como salsa soya, salsa inglesa, etcétera que hagan que el aceite no sirva.

Inspección visual

Para ver que el aceite tenga un decantado (donde el aceite malo está posicionado abajo del bueno), también ayuda a determinar que no tenga un aspecto lechoso, este tipo de aceite no debe de ser usado.

Prueba del sartén

Este es uno de los aspectos más importante en la recolección de aceite, consiste en poner el sartén al fuego hasta que humee, en ese momento se coloca una pequeña cantidad de aceite recolectado y se observa la reacción, si el aceite hace un sonido como crackeo o salpica NO DEBE DE UTILIZARSE COMO COMBUSTIBLE, debe de ser descartado, si la reacción es de formación de burbujas o simplemente empieza a humear por la evaporación el aceite ha pasado la prueba y puede ser utilizado.

En nuestro caso, siempre que llegamos a un sitio nuevo lo primero que hacemos es dedicarnos a la búsqueda y recolección de aceite, porque es un proceso que lleva tiempo y paciencia, tomando en cuenta que cada sitio nuevo hace que sea incierta la búsqueda del aceite.

Algo que nos pasó mucho es que siempre que empezamos la recolección de aceite, justo uno o dos días antes ha pasado ya alguien a buscarlo o comprarlo, aun así siempre hemos tenido la fortuna de conseguir la cantidad necesaria para seguir viajando.

Viajando por Latinoamérica

Fotografía de Johanna Shorack

El proceso de filtrado

Filtrar puede ser un proceso bastante engorroso y que te llevará algunas horas, sobre todo si querés filtrar entre 20 a 30 galones de aceite en la ruta, justo lo que nosotros filtramos en promedio cada vez que lo hacemos. Eso implica una logística que empieza consiguiendo una fuente de electricidad y luego un espacio donde se pueda realizar el filtrado.

Teniendo una ubicación adecuada iniciamos el proceso, primero realizamos un pre-filtrado, se pasa todo el aceite apto para ser utilizado como combustible a través de una pieza de tela para remover todos los trozos grandes o pequeños de comida que normalmente contiene el aceite, luego lo pasamos a una centrifugadora, una máquina que compramos en el mismo sitio del kit de conversión, y que nos ayuda a separar el aceite malo del bueno, cuando sale el aceite de la centrifugadora está listo para ser vertido en el tanque para ser usado como combustible alternativo. Esta máquina nos da la ventaja de poder filtrar de una manera más rápida mientras andamos en ruta, tomando en cuenta que 5 galones son filtrados en 30 minutos.

Para nosotros esa fue la solución práctica para el filtrado en ruta a pesar de existen muchos métodos más que ayudan al filtrado de aceite vegetal que se pueden encontrar en internet, blogs y foros relacionados al aceite vegetal como combustible. ¡Buen viaje!

Autor: Johanna y Aidan

Somos una pareja multicultural, integrada por Aidan Ávila (médico guatemalteco) y Johanna Shorack, amante de la naturaleza estadounidense criada en Venezuela; viajamos en nuestra camioneta ecológica que utiliza aceite vegetal como combustible en compañía de Semuc, un perro que adoptamos en México.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *