Puertas que no deberían abrirse jamás

He visto mucha gente antes de morir, justo segundos antes. Se nota cuando se les va el alma, se arrugan, se desinflan. He visto gente vieja, joven, niños, bebés, animales, y todos hacen los mismos gestos.

Los tambores de la jungla

La consolidación de un país, los ideales libertarios y la persecución de un sueño común, han sido sustituidos por deseos carnales.