Archivo del mes: septiembre 2016

No es normal, pero…

La tasa de niñas dando a luz cada día se incrementa sin que se le ponga verdadero coco al asunto. No es normal, pero aquí se está convirtiendo en algo “normal”

Maurice: hijo ilegítimo de Virgilio Rodríguez Macal

Los discursos que articulan modelos ideales de héroes y villanos, donde no existen términos medios ni matices en las conductas sociales de los personajes, comulgan con la estética del arte que floreció durante el Tercer Reich. Nazis e imitadores (anticomunistas guatemaltecos, por ejemplo) intentaron representar en su arte sociedades apolíneas, higiénicas, sobrias, que contrastan con la rapacidad de sus proyectos políticos.

Niño evangélico conoce el rock

Por Marvin Monzón Yo era un patojo lerdo que, con mucho esfuerzo, logró ahorrar Q 20.00 para comprar un radiorreceptor portátil en el mercado del Guarda. En general el dispositivo era una completa basura, pero tenía un led de linternita que…

Dr. Tripass y la anarquía salada desconcertante

Dr. Tripass ofrece un material dinámico, que no se adapta a los estándares de una producción estructurada, se trata de un álbum complejo. Los integrantes de la banda la tienen clara y se presentan ante nosotros experimentado con los tiempos y las facetas rítmicas que de alguna manera fluyen en conjunto y dan como resultado una consistencia excepcional.

Guatemala viéndose a sí misma

Próximamente se estrenará Otros 4 litros en las salas de cine del país, Barrancópolis se echó una plática con Chofo Espinosa, el director de la lica, para conocer más sobre sus intenciones y otros asuntos.

La calle es nuestra

La onda es que esa noche nos juntamos a tirar pedal por el Día Mundial sin Auto en el Obelisco. La Zombie Crew convocó a una carrera exprés. La inscripción costó diez bombas — Quetzales para la mara que no entiende— y el ganador de cada categoría se llevó tocho lo que había en el pozo.

BDM la democracia de las gorras planas

Todo retumba en la casa. Se dejó venir la mara gruesa, la masa subalterna del crisol étnico que ha encontrado en el hip hop su propia barricada de resistencia. Si existe una ciencia para reventar al enemigo sin violencia y solo con palabras, el HH la está puliendo y volviendo una herramienta de combate en esta batalla cultural.

Música nueva en una escena anacrónica

Adentrarse en la escena “metal subterránea” local (por darle algún nombre), es hacer un viaje al pasado. Esta escena que ha sobrevivido, con penas y pequeñas pero dulces glorias desde los estertores de la década del 80, se asemeja por momentos al “Mundo Perdido”, de Conan Doyle

Un exvoto para la comida popular

Esa noche tenía una cita con una persona que me vendería una cámara fotográfica. El vendedor me aseguraba que la cámara era capaz de fotografiar el pasado de la gente.

Guatemala está en la mierda y sus videoclips

Ayer vi dos nuevos videítos recién salidos del horno, no sé si se han dado cuenta, pero la producción de videoclips ha subido un montón, y eso suena bien, uno empieza haciendo videítos y pues la onda es terminar haciendo licas.

Mano Negra, mano blanca

El toque estuvo entretenido por la lluvia y porque las y los integrantes del cuarteto son músicos completos. Solo así podría asimilar que adaptaran canciones tan icónicas como Clandestino, Minha Galera, Me llaman Calle y Mala Vida

Soltando el miedo al caminar

La victoria del 20 de septiembre fue romper con el miedo, ahora sigue trabajar unidos. Como sociedad ya es hora de acuerpar a los estudiantes, de darles el apoyo que antes los sancarlistas le daban al pueblo guatemalteco y por el que muchos dieron la vida. Padres, madres, hermanos, hermanas, amistades y cuanta persona tenga “un su patojo” en la USAC tienen y deben respaldar la digna lucha que los estudiantes asumen, incentivarlos a informarse y participar por una mejor academia.

El Spinetta de Guatemala en su versión Jacaltenango

Un par de minutos después estábamos dentro de la sala de conciertos y le pregunté a uno de los espectadores cuántas rolas llevaba ya la banda. “Esta es la segunda” me dijo, así que me acomodé con tranquilidad a disfrutar de la cabro que había metido de contrabando. Mientras Chuy y Elí comenzaron a disparar sus máquinas.

Si la ciudad de Guatemala se desvistiera

La época de lluvia es un soundtrack perfecto para un striptease. Nos desnudamos todos luego de horas haciendo fila en plan sálvese quien pueda. Ahí merito se nos puede mapear la anatomía, hacer una cartografía verdadera de quien somos: frente al país que es como es y que en época de aguaceros logramos evitar menos de lo que quisiéramos. Frente a otra gente que no tiene nuestros privilegios.