Archivo del mes: febrero 2017

La orquesta de la indignación

¿Alguna vez has tenido tanta pasión por algo y te ha tocado defenderlo con lo que podás? Ellos tienen su música, hicieron de su arte su única arma, cerraron la calle y portaban carteles que decían “Autoridades comprendan nuestro arte” “Salarios dignos a nuestros maestros” “Su indiferencia mata nuestra música”.

No quiero ser una mujer para algo serio

Ahí me dí cuenta que no soy la típica mujer con la que los hombres se quieren casar, no sé cocinar, no sé ser sumisa, no sé decir “sí” todo el tiempo, no sé cómo no ser libre. Desaprendí tanto durante el tiempo que me dí para mí…

Nuestros tatas que eran tristes y bravos

Estudié en varios colegios. No me gustaba ir a clases, no me gustaba que me dijeran qué hacer, qué leer, cómo jugar, dónde tenía que sentarme. Casi siempre me sentaba hasta atrás, donde estaban los más chingones, brutos e indisciplinados.

Si soy feminista ¿aborto?

¿Qué pasaría si hoy me doy cuenta de que estoy embarazada? Como soy feminista, abortaría. Obvio, mi primer pensamiento sería: “Voy a matar a este bebé (risa malévola)”. Tranquilos, no es así. Pareciera que es lo que muchas personas piensan del feminismo.

Esto no es amor y sus efectos colaterales

El día del cariño es común observar infinidad de esfuerzos para demostrar el amor y la amistad a los seres queridos: una tarjetita por aquí, unos chocolatitos por allá, flores, etc., así celebramos la capacidad amorosa de los seres humanos, se supone.

Un secreto bien guardado

La tensión fue tanta que sentí desmayarme. Caí al piso, vi cómo los niños se me acercaban y de pronto se hundían en la tierra. Sentí el aliento y la voz de uno de los pequeños acercarse a mí y de pronto…

Historia sobre la exhibición cinematográfica en la ciudad

La sala se abarrotaba de gente y como en galería habían pocas butacas, más de una vez me tocó ver las películas sentado sobre los hombros de mi padre, quien por su estatura garantizaba una vista general formidable, sin evitar por completo las odiosas columnas cilíndricas que se interponían entre los párpados de mi curiosidad y la pantalla reveladora del fondo.

¡Es lo que hay!

En resumen, la misión, visión y los objetivos del proyecto fueron siniestrados hasta un punto irreversible en el que nada parecía estar plenamente definido. Esta indefinición dio lugar a uno de los principales postulados filosóficos de Barrancópolis:

La línea de la Historia

Las líneas de corrupción en Guatemala tienen ya cerca de 500 años de existir, y más aún si recordamos el pago de impuestos que se menciona en el Rabinal Achí. Visto en perspectiva, podemos notar que se dibuja claramente un ciclo…

Si la oficina te atrapa, el yoga te desata

Hace poco conseguí trabajo en una oficina y tener una rutina de 8 horas diarias allí, pasando la mayor parte del tiempo sentada frente a un monitor, y a pesar de que no llevo una vida tan-tan sedentaria, mi cuello y espalda empezaron a gritar de dolor, mi cerebro se sentía agotado.

Así son mis días

Aquél barrio puede describirse como un lugar mítico, urbano y metanfetaminoso. Quienes lo habitan deben atenerse a sus códigos. Allí se goza y se sufre a la vez. Se despierta de madrugada, uno procura guardarse temprano y acostarse tarde…

Cuando el falo soy yo

Ella hubiera querido tener un pene: regaría su líquido seminal por todo el mundo, en todas las caras, nada más para sentir el desplazamiento literal de una partícula suya sobre otra, para ser la gota que se estampa en la piel de alguien…

Ameno conoce a Jorge de León

No sé ni mierda de arte, pero esos cuadritos de Jorge están pelados, son cuadros cotidianos a los que estamos acostumbrados, pero que muchos no pintan.

Macuriano, el macho más turbio de oriente

Macuriano Colacorta era uno de aquellos hombres de los que por gracia de Dios quedan ya muy pocos.  Macho, hecho y derecho, un predador de la naturaleza, arremetía contra todo lo bello, delicado y frágil.  Cuando alguien le decía que…