Archivo del mes: mayo 2017

Nadie sabe de vos en Bangladesh

¡Sorpresa! Vengo de un país con una autoestima que se arrastra por el suelo. Viajar solo ha reforzado mi sensación de pequeñez. Siempre he odiado llevar en la garganta ese sentimiento que se ha grabado a través del tiempo gracias…

Pasear en carruaje en Antigua, ¿maltrato animal o no?

Los carruajes jalados por caballos son el transporte que varias ciudades en el mundo utilizan para movilizar a sus turistas y así recrear épocas antiguas. Antigua Guatemala no quiso quedarse atrás, y desde 1996, es el único lugar del país donde existe este tipo de paseo.

Heidegger viendo Guardianes de la Galaxia y otros silencios incómodos

Quizás estemos mal acostumbrados a concebir el ver películas como algo a lo que te propones cuando estás al frente de una televisión haciendo zapping con el control remoto. A veces uno solo quiere distraerse haciendo cualquier cosa distinta a lo cotidiano, y por eso uno se dispone a encontrar una que otra película en algún canal…

El profe Luis  

A 33 años de su desaparición recordamos a Luis de Lión explorando su vida como profesor de las escuelas públicas del país.

Entre géneros no hay distancias

A Helpless Presence es un disco lleno de expectativas de crecimiento, tiene su “propio lenguaje donde se expresa mucho surrealismo en la emoción humana”. En la genética musical hay cosas que no se conciben hasta no tener un modulador, una perilla o una tecla con la cual le vas a cambiar la frecuencia al mundo.

La casa de Bernarda Alba en el teatro de la UP

Los tacones resuenan sobre las tablas del escenario, así también, el bastón de Bernarda al golpearlo cada vez que se enoja o exige silencio en el salón de la casa. Se trata de todo un clásico de la dramaturgia española ambientado en el amanecer del siglo XX.

Como un dios en Tegucigalpa

Uno echa los brazos atrás, sobre las bancas de madera y deja que la brisa que se precipita desde El Picacho le acaricie la cara (ciertamente, a los humanos nos gusta que nos sirvan, pero muchas veces no servimos para devolver esos favores, esos servicios).

Mariana Santiago y su espejo de arena y sal

Mariana entró solemne, tarareando una melodía cálida y amorosa. Los ritmos sudamericanos inundaban la sala; ella se acercó a la maleta abierta como a manera de explicar que sacaba sus memorias; se le notaba nerviosa, un poco rígida para el performance, agradeció a todos los que estábamos allí y empezó el show.

Los tenis del Tishas

Corren los años setenta. Indiferentes a la música, la política y el terror que vivía Guatemala, nosotros éramos una palomilla de patojos de barrio chingonasos y nuestro campo de operaciones era la 30 calle de la populosa zona 8.

El deporte de atropellar vidas (recordación autobiográfica)

Lo que da miedo es pensar cuántos hijos de puta de ese calibre hay sueltos en las calles. Sin duda un montón. O sea, la masa ignara en las redes sociales que antepuso la libertad de locomoción (violada sin mayores consecuencias durante Semana Santa) al derecho a la vida.

Los relojes

o sé cuántos relojes tenían los mayas o si podían saber la hora solo con ver la posición del sol, pero hay días en los que me gustaría calcular el tiempo de la misma manera como lo hacían mis antepasados.

El músico más cabrón que ha parido esta puta ciudad

Guatemala es un país maldito, un país con gente mierda, sí, gente mierda como Jabes Meda y todos esos imbéciles que parecen sus clones, esos que también atropellan a la gente desde sus mentes, esos que repiten y repiten como loros pero que no analizan ni verga, gente mierda como la exministra de educación María del Carmen Aceña