Arden los derechos, arden los humanos

Vuelve la Muestra de Cine Internacional Memoria Verdad Justicia

 

Aquí no se come, no se duerme tranquilo, no se baila tranquilo, no se bebe guaro tranquilo, tampoco se puede manifestar porque te mandan a bailar al bote. Ni siquiera los diputados andan tan tranquilos, aunque, eso sí, se dan el lujo de andar con un par de chontes resguardándoles la nuca…

Bien señalan los organizadores de la muestra: «Sería ingenuo afirmar que el cine es capaz de cambiar el rumbo de una sociedad. Sin embargo, es capaz —y eso sí nos consta— de devolvernos la poesía en medio del ruido diario, de mostrarnos nuevas ideas, formas de mirar y hasta posibles senderos por los cuales nos gustaría caminar para que el país cambie».

Dejando atrás el 2020

Durante los primeros meses del 2020, acudimos a una invitación de la undécima edición de la Muestra de cine internacional “Memoria, verdad y justicia”. Para esas fechas ya circulaban por la sala del CCE unos aires coronavíricos que pasamos por alto, como buenos latinoamericanos incautos —no imaginábamos lo peluda que se iba a poner la pandemia—, y caímos al lugar.

Los organizadores de la muestra tampoco la veían venir; tenían programado un pinche cumbión bien loco para la proyección de Nuestras madres de César Díaz en la gran sala del Teatro Nacional, y demás hierbas, pero como ya saben, todo cambió y la muestra, como las esperanzas de prosperidad en este país, se fueron al caño.

Durante el fatídico 2020, tocó adaptarse a una nueva forma de vida, un tanto más trágica que la acostumbrada, pero como dice el buen Bradbury en sus Crónicas marcianas: «ni la luz ni la oscuridad son para siempre».

Este año la luz regresa en forma de cine, y la mara que organiza la Muestra, se ha propuesto terminar la onceaba edición cambiando los teatros y las proyecciones en salas, por la modalidad virtual, buscando también llegar a nuevas audiencias.

La undécima edición viene recargada y se ha adaptado darwineanamente al contexto: la virtualidad posibilita ampliar el público hacia los rincones más lejanos del país y traspasar sus límites nacionales, penetrando la región centroamericana como un virus invencible.  

 

¿QUÉ NOS DEPARA LA ONCEABA EDICIÓN?

Para no hacerla cansada, once días de proyecciones, catorce películas documentales y de ficción para que entablemos un diálogo sobre las preocupaciones sociales de este siglo: memoria histórica, violencia, colonialismo, patriarcado, conflictos socioambientales, tierra y territorios.

 Conocé acá toda la programación

Dale clic a la galería para ver las fotos en tamaño completo.

 

CÓMO VER LAS LICAS

Esta es la primera edición de la Muestra donde se proyectarán las películas en línea, mediante la plataforma FestHome. Para acceder al perfil de la muestra, la programación y las películas, pulsá este enlace:

Muestra de Cine Internacional Memoria Verdad Justicia (festhome.com)

 

 

Para muestra, un botón…

 

 

Nuestras madres (proyección inaugural)

Ernesto es un joven antropólogo que trabaja en la búsqueda de personas desaparecidas durante el conflicto armado interno en Guatemala. Un día, mientras escucha el relato de una anciana que busca a un familiar, cree haber encontrado una pista que podría guiarlo al paradero de su padre, un guerrillero desaparecido. Contra los deseos de su mamá, él se arroja al caso, en búsqueda de la verdad.

Arqueología de la dignidad trabajadora (estreno nacional)

Guatemala es uno de los países con más sindicalistas asesinados y que sufre una cantidad importante y permanente de violaciones a los derechos laborales. Esta película retrata a un sindicalista sobreviviente y escarba las condiciones de trabajo en las grandes plantaciones de caña de azúcar, las maquilas y los mercados informales.

Sangre verde (estreno latinoamericano)

Bajo el lema «silenciaron a los periodistas, pero no silenciarán las historias», cuarenta periodistas de quince países denuncian, a través del proyecto Green Blood, las amenazas, ataques y censura que sufren sus colegas en el mundo.

La violencia (estreno latinoamericano)

Película de carácter periodístico de hace medio siglo, que documenta los dilemas de un país que conecta a su población a través de la violencia. Se concentra en la exclusión racial, la frustrada Reforma Agraria y la explotación a los trabajadores. Analiza los discursos del poder durante la dictadura del militar Carlos Arana Osorio, quien “persiguió” la paz a través del asesinato de siete mil campesinos.

Saria (película de clausura)

Una ficción basada en la historia de las duras condiciones que afrontan las jóvenes recluidas en el Hogar Seguro “Virgen de La Asunción”, en Guatemala. Recorrido que termina con el trágico incendio del 8 de marzo de 2017, que cobró la vida de 41 jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *