Archivo de autor: Pablo Rangel

Acerca de Pablo Rangel

(Ciudad de Guatemala, 1975). Su infancia y adolescencia fueron cercanas al gnosticismo, esoterismo y magia. Desde 1997 se formó en las Ciencias Sociales en la USAC, Noruega y FLACSO. Se dedica a la docencia y escribe desde análisis políticos hasta pequeñas historias de terror y medicina natural.

Puertas que no deberían abrirse jamás

He visto mucha gente antes de morir, justo segundos antes. Se nota cuando se les va el alma, se arrugan, se desinflan. He visto gente vieja, joven, niños, bebés, animales, y todos hacen los mismos gestos.

Eleuterio Chacón, el rey de los caminos

En los recorridos en el bus había estado a punto de perder la vida en numerosas ocasiones: asaltos, peleas a muerte en la carretera con otros transportistas, accidentes de tránsito, etc. Ahora lo estaban extorsionando como a otros pilotos…

El brujo de la cuadra

La madera de las casas de la cuadra quedó tronando toda la noche, parecía que alguien tocaba las puertas, los muebles, los tapancos. Después de eso nuestros papás no nos dejaron salir por varios meses, todos nos negábamos a pasar por ahí.

Maclovio y el arte de la política

Don Maclovio Picax era un apasionado de la política. Vivía en una pequeña aldea a 30 minutos del casco urbano del municipio. Desde que era apenas un niño siempre había apoyado a todos los partidos políticos que llegaban a su pueblo. Cuando era joven se encargaba de acarrear a las personas para ir al centro de votación.

Un secreto bien guardado

La tensión fue tanta que sentí desmayarme. Caí al piso, vi cómo los niños se me acercaban y de pronto se hundían en la tierra. Sentí el aliento y la voz de uno de los pequeños acercarse a mí y de pronto…

Macuriano, el macho más turbio de oriente

Macuriano Colacorta era uno de aquellos hombres de los que por gracia de Dios quedan ya muy pocos.  Macho, hecho y derecho, un predador de la naturaleza, arremetía contra todo lo bello, delicado y frágil.  Cuando alguien le decía que…

Una cumpleañera rebelde y explosiva

Casi diez años después, en medio de la noche, empezó a temblar. El recinto de alta seguridad en el que te tenían capturada, se agrietó de tanto movimiento, en las ventanas se veían unas luces de ultratumba…

De tierra eres y en tierra te convertirás

Aprendí a matar cuando tenía 13 años aproximadamente. Lo he hecho sin ningún tipo de remordimiento. Recuerdo que la primera vez maté a un señor, era un comisionado militar que vivía en el pueblo donde nací…