Categoría: Barrancopolis

Una noche explosivamente cautivadora

Como caldo de macuy un domingo por la mañana, reconfortante y necesario, así fue la presentación de Dominique Hunziker anoche; un paseo sideral a través de un presente incierto.

¿Tiempos de paz? ¡Andá a la mierda!

Cada palabra que sale de la boca de este personaje está cargada de rencor, por la violencia sufrida en la niñez pero sobre todo por la doble moral del padre que lo acusa de criminal, pero también la explícita consciencia de ser fruto, primero de la esclavitud

¡Estúpidos, mi bandera, idiotas!

Voy a reflexionar sobre La marcha… y sobre el incinerador de las redes sociales desde ese día hasta ayer. ¿Por qué escribo sobre eso? ¿Por gay (quería poner hueco pero muy peyorativo), para estar en la onda?