Categoría: Barrancopolis

Música para encularse con un culo

Esta selección de discos amerita escucharlos de principio a fin sin saltos y con algunos sobresaltos. Quien quita y se convierten en el soundtrack de ese amor que está a punto de explotar…

Una casa es como un traje

Llegué a la edad adulta, con título profesional y en pleno ejercicio de la carrera; la calculadora indicaba que necesitaría 130 años de trabajo continuo y sin vacaciones para poder comprar una casa promedio.

Tía Consuelo reloaded

Tengo diecisiete años, hace tres terminé con mi antiguo novio porque me engañó con otro. Me dolió mucho su traición y caí en depresión.

La peor blasfemia en la que alguien puede caer

Se trataba de gente selecta que afirmaba “amar al albo” aunque se reconocía rápidamente que muchos en realidad eran hinchas de su propia hinchada respondiendo a un sentido de pertenencia y de evasión ante la soledad humana.

Un Octubre Rojo de caricatura

Me gusta pensar en esta ceremonia de fin de semestre (el red october) como un festival legendario que hizo su buena fama a partir de darle a la muchachada universitaria insatisfecha una buena dosis de…

De noche todos los gatos son pardos

Caminando sobre la Avenida Los Árboles mientras tarareaba la Suite 23 en re mayor de Valentín Elizalde, aparecen dos tipos de la nada, uno con ojos pizpiretos, colocho, bien dado…

Me cago en Dios y en Marduk

El problema de que lleguen a Guatemala bandas de black metal es que las letras de sus canciones son tan sádicas y obscenas que pareciera que estuvieran describiendo a la misma sociedad guatemalteca.