Category: Barrancopolis

Realismun tremens

Supe que no tenía madera de cristo cuando me cayó el veinte de lo que pasaría si no me ponía las pilas. Lo había visto durante una borrachera de aqueas epifánicas

Ojalá y todos los días fueran Navidad

El espíritu navideño, indiscutiblemente comienza en cuando se termina el fiambre. Ahí la mara empieza a calentar motores, los comerciales empiezan a poner “ofertas”, y llega el mero mes del cumpleaños de Jesusito y ¡fuaaaaaaz! ¡Pagan el aguinaldo papaaaaá!