Categoría: Narrativa

Las historias más engasadas de las mentes más perturbadas de la urbe.

El árbol de limón

Un jueves que cayó quincena, salimos a los lugares de siempre a tomar cerveza y fumar un poco de hierba. Lo habitual para nosotros, ir de bar en bar mientras llegaba el amanecer del viernes

¿Bachiller o va’chillar?

Se avecinaban las fiestas patrias y en el colegio donde estudié se acostumbra a hacer “La semana cultural”, días enteros en donde te podés pelar el chori a diestra y siniestra.

Negro con sida

Al futbolista lo partieron en ocho pedazos. Toda la piel quedó en las ollas grandes que los miércoles y sábados usaban para los chicharrones.

La calentura

Uno ni cuenta se había dado de esa fiebre al salir del trabajo cuando sendas tetas le pegan un derechazo de Mohamed Alí y lo remiten al desorden.