Category: Narrativa

No sólo perdimos Belice

Pato perdido en este país que mira el norte directamente al sol o pesadilla donde un ayudante de payaso se bebe un budín de sangre a cucharadas.

Tener una voz propia y multiplicada

Crecí en la zona five en el tiempo de sacar cartones a media calle para ponerse a bailar como robots. Era una época atroz para toda expresión, pero la pasión era el breakdance y nadie pudo parar a toda una generación post trance armado.

¡Tirar las tortillas es el hit!

Hoy en día vivo fuera de la ciudad y la tortillería más cercana queda a un kilómetro de mi casa, así que hace varios meses atrás comencé a tirar las tortillas en el comal.

El placer culposo de un hombre serio

Finalmente cierran trato, ella se sube al auto. Es alta, morena, fuerte, con un exagerado y penetrante perfume que en otro momento hubiese ofendido a Armando, o a cualquier alto ejecutivo de la empresa, pero no ahora, al contrario; lo excita en serio.

Siempre hay espacio para un helado

Mi papá me hacia caminar largos trayectos alternando las calles de la ciudad del futuro, decía que era la única forma que podía conocer el lugar y que cuando me tocara andar solo no me agarraran de mula.

El amor en los tiempos del netcenter

Sus padres los educaron en esta lucha de clases que se llama Guatemala, aunque quizá cuando eran güiros chamusquearon juntos en los campos de La Florida

Yo la maté con mi libertad

Llevaba mucho sin matar, pero bueno… está muerta. Había sido la primera vez que mataba. No olvido el olor, ni la textura.

Me voy de culo

La cafetería queda en silencio. Ahora todos los comensales voltean a ver con mucho asombro, con el tenedor sostenido en el espacio a centímetros de su boca…