El robo más grande de la historia

Quizá el amor sea simplemente eso: el gesto de acercarse y olvidarse. Cada uno permanece siendo el mismo, pero hay dos cuerpos que se funden.

Antonio Gala-España

Total, si no tengo tus besos
No muero por eso
Ya yo estoy cansado de tanto besar…

Celio González-Cuba

Yo, mejor como el zope, comiendo mierda, pero volando libre.

Caldo Chile, El Progreso, Jutiapa

 

¿Quién lo va a encontrar a uno aquí? ¡Si aquí ni agua hay! Y la que cae, viene con mucho sarro y la que cae en el pueblo ¡Ja!; esa huele a diésel; aquí dos cosas: o anda huyendo o anda deprimido, ¿A usted qué le pasó? Porque yo ando huyendo.

Mi historia es triste me enamoré de una tal Pamela, que a estas alturas ya no sé si ese era su nombre, pero cuando pregonaban en aquel lugar oscuro su llegada, viera usted que ni la más dulce interpretación de la Nessun Dorma me hacía vibrar tanto, tenía muchas ganas de llorar y no lloraba me sentía triste, pero en realidad estaba feliz, de estar ahí.

Mi caso es distinto al suyo, usted se mira que ha cagado en lugares bonitos, que no se lo babosean tan fácil, pero sepa usted muchacho que aún avispado uno, hay cosas de las que no estaría muy orgulloso o mejor dicho no se deben de contar porque de esas depende el honor y el que dirán de nosotros

Andrés, solo eso sé del humano que me sumergió en este rollo, estoy seguro que era humano porque los animales no son tan culeros, yo soy graduado usté, soy bachiller, pero con eso que aquí es más fácil abrir un partido político que conseguir trabajo pues terminé haciendo mandados para un capitán del ejército de Guatemala, él fue el quien me consiguió trabajo en el aeropuerto.

“Mi beso disolverá el silencio”, esa es la frase que me mantenía aún en el lugar y no me permitía salir corriendo porque cuando ella se dirigía a mí luego de su acto yo experimentaba el nirvana y lo que menos quería era que surgieran esos silencios incomodos durante mi estancia. ¿Usted qué sabe de la ópera? El arte es la firma de la humanidad y la música su expresión más pura. Todas las artes nos olvidan a su tiempo pero la música nos acompaña en dolor de nacer y en el alivio de morir.

Mire si alguien sabe de inteligencia ese era el capitán viera qué nivel de trabajitos bien tirados se discutía y él ni se movía solo trabajándole el cerebro; si el del cagadal fue ese Andrés. Recuerdo exactamente, fue el siete de septiembre del 2006 temprano, porque sabe usted que el que madruga Dios lo ayuda, el tractorcito llevaba 22 bolsas (11 millones de dólares, no quetzales, dólares) los muchachos profesionales, andaban de civiles pero el manejo de las armas mire ¡Ja! La pura escuela de las Américas.

Yo por necesidad estoy aquí decía Pamela, tengo mi novio remataba; el empresario regresó de Europa luego de mucho tiempo, visitó dos de sus negocios consentidos “Caprichos” y “Pecados” del primero llevó a Claudia y del segundo a Pamela, las subió a su automóvil (no quería andar solo). Duró 4 horas en el país, luego más de cien disparos de AR-15 y M-16 detuvieron la camioneta; ahí el silencio invadió mi existir.

Ese Andrés estaba enamorado de una mujer de control de equipaje y le había dicho que, si se iba con él a vivir a Izabal, pero como dejaron 5 bolsas tiradas en el relajo ya el pago de plano que no iba a ser igual ese es el que ha de ver soltado la sopa porque qué casualidad que a todos agarraron y con nombres y todo y a ese Andrés ahí andaba libre, pues un día el capitán me mando a llamar.

No me puedo sacar de la mente El ocaso de los dioses de Richard Wagner y la imagen en los noticieros del carro y los cuerpos acribillados de Claudia, Pamela y del empresario; pero también irrumpe en mi recuerdo cuando la luz roja fija y la blanca parpadeando sobre la pista, La vecinita de Vico C sonando y Pamela regalándonos los mejores recuerdos del lugar.

Aficionado del Heredia era ese mierda del Andrés, ya el capitán le había hecho la  inteligencia y ese día con Comunicaciones jugaban la final del torneo de apertura 2013 por el tricampeonato y yo la verdad soy puro crema, mucho antes de los tiempos de Juan Ramón «La Bruja» Verón, y ese Heredia usté, venía  imparable, traía dos goles de ventaja y empezando el partido ahí en el estadio de la zona 6 nos zamparon un gol; la noche se puso fea  y pues el momento para los dos asuntos era ese va usted nosotros decidimos para el minuto 41 del primer tiempo que ya habíamos perdido el tricampeonato entonces no íbamos a perder el otro asunto, apagamos la luces del estadio y sacamos a Andrés de los graderíos. 17 minutos tuvimos para salir por la puerta principal y buscar la calle Martí para entregar al soplón que lo llevaban en caravana a entregar cuentas con Cristo, yo le soy sincero todo esto sucedió con la precisión que se necesita, lo único de lo que me arrepiento es de no ver la remontada del club comunicaciones, vivimos tranquilos hasta febrero del 2016, allí  se volaron al capitán y con el tiempo se han ido echando a los demás implicados, entonces yo como buen cristiano mejor me vine para acá, y solo he ido a la capital una vez, el 16 de marzo del 2018, alguien necesitaba una camioneta para llevar a 17 hombres al cine de un centro comercial de la zona 10 pero a huevos que esa es otra historia y usted ya está llorando por su mujer…

Fotografía de Javier Herrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *