La mirada centroamericana

Los conflictos sociales y humanos de Centroamérica en un solo espacio, narrados a través del ojo agudo de unos fotoperiodistas.

Fotografía de Fernando Chuy

Hace algunos años unas fotografías mías fueron elegidas para participar  esFoto, un festival de fotoperiodismo que se hace desde 2005 en El Salvador y que recoge la mirada fotográfica de periodistas centroamericanos. En esa ocasión conocí a la fotógrafa salvadoreña Lissette Lemus, ganadora del World Press Photo 2009 en la categoría vida cotidiana, por una fotografía que retrata con crudeza la violencia que azota al istmo.

El año pasado el festival convocó nuevamente a los fotoperiodistas , esta vez los trabajos debían circunscribirse al concepto de La Seguridad Humana, tener una mirada sensible y perceptiva hacia aquellos problemas estructurales y de coyuntura, que afectan la seguridad de las personas.

En la convocatoria  participaron más de 60 reporteros gráficos de El Salvador, Honduras, Guatemala, Estados Unidos, México y Nicaragua. La selección de todos esos trabajos quedó registrada en una joya de libro que es otorgada a los fotoperiodistas participantes, deberían también venderlo al público porque es un registro histórico que vale la pena conservar, pero por suerte siempre se organiza una exposición en El Salvador, muestra que para nuestra dicha ahora está abierta al público guatemalteco en el Centro Cultural de España en Guatemala, ahí en la esquina de la 11 calle y sexta avenida de la zona 1. Para todos aquellos que quieran ir a darse una vuelta para disfrutar de un buen trabajo periodístico en Centroamérica.  

Fui a la inauguración, acostumbrándome otra vez a las jornadas obreras tras un largo paro obligatorio, un año sabático derivado de un accidente, por lo que actualmente no tomo fotografías, soy un trípode andante; llegar al lugar y ver el trabajo de los compañeros centroamericanos hizo que me picaran las manos por volver a agarrar la cámara otra vez.

Antes de llegar a la inauguración, me reuní con un amigo y colega, el chino comunista Fernando Chuy, autor de las fotografías que acompañan este texto, discutíamos el eterno dilema entre Canon versus Nikon en un café cercano haciendo tiempo a la inauguración de la muestra, luego sin darnos cuenta pasamos la tertulia a la política mundial con el clásico Rusia versus Gringolandia y esas mierdas.

Fotografía de Fernando Chuy

Con un poco de esfuerzo llegue al Centro Cultural de España, me llevó la gran puta subir esas gradas culeras con muletas, en el segundo nivel habían unas fotografías de Asier Vera sobre migración. Él hizo un viaje durante más de un mes acompañando la caravana de migrantes hondureños, desde la ciudad mexicana de Huixtla hasta Los Ángeles, las fotos están bien logradas, aunque a mi parecer su mirada no se salió de las imágenes típicas de esa ruta migratoria, le hizo falta darle una perspectiva distinta, pero vayan a ver la expo y júzguenla ustedes mismos.

El plato fuerte estaba en el tercer nivel, desde el segundo se escuchaba a la multitud en plena tertulia, llegue a las siete, hora a la que supuestamente empezaba el asunto, pero en vez de encontrar una presentación densa y seria, un conversatorio o algo por el estilo, el ambiente se sentía de fiesta, encuentro, charla. Fue la oportunidad de volver a ver a viejos amigos fotógrafos y platicar sobre periodismo.

No hay que dejar de mencionarlo, el periodismo anda en la mierda, estamos atravesando una etapa de crisis en el gremio, despidos masivos por todos lados, mucha gente en paro obligatorio, buscando chance, y entre todas esas desventuras, el fotoperiodismo es uno de los más sufridos en estos procesos de cambio constantes en donde se valora más la foto de celular.

Por eso es de ahuevo ver un espacio dedicado a la fotografía periodística, corriente que languidece y es menospreciada. Ahora la atención se ha volcado hacia las selfies y los smartphones. No obstante, el fotoperiodismo a mi criterio, nunca dejará de ser importante y fundamental para narrar a través de imágenes nuestra historia, esos fenómenos complejos que marcan nuestra realidad en una sola fotografía como la de Lissette Lemus, que por sí sola dice y revela más que miles de análisis, libros e investigaciones para hacernos reflexionar sobre la dura cotidianidad de la violencia en Centroamérica.

A la mierda la foto presuntuosa, llena de retoques, de luces de estudio, cápsulas plásticas de realidad adornadas con Photoshop. Hago un brindis por la foto cruda que retrata el instante mágico, la puta realidad, nuestra jodida sociedad y nos hace abrir los ojos al vernos en el espejo: un brindis por el fotoperiodismo.

 

No se pierdan la exposición

Abierta de martes a viernes de 10:00 a 19:00 horas  y sábados de 10:00 a 14 horas en el Centro Cultural de España/Guatemala (CCE). 6ta. Avenida 11-02 zona 1, Centro Histórico – Edifico Lux, en el segundo nivel.

Autor: Lozano

Guatemala 1987. Trabajó en un barrio en la periferia de la ciudad haciendo proyectos de arte y lúdica en búsqueda de la posible utopía de generar trasformaciones sociales. Siempre quiso estudiar y ser músico pero su viejo no quería que fuera un “vagabundo”, ahora que puede se quita la gana y se da ese lujo. Por necesidad de cara de chucho hizo periodismo de politiquería y trata de redimirse a través de este espacio.

Comparte esto en

Danos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *