La Vienal del Lago, una apuesta por la vida

El constante cambio de clima, pijazos de agua por aquí, calor culero por allá, que de repente hace demasiado frío, todo parece una ruleta rusa con la que juega el niño Yisus. A veces pareciera que le gusta entretenerse con nosotros, como un niño con su hormiguero; babosadas que yo me invento, no me crean. A veces nos gusta echarle la culpa a alguien más de nuestras cagadas, como la reciente de la AEU.

Las cagadas se clasifican por su magnitud, desde echarte una clase hasta chocar un carro o salir embarazada, todo lo va apuntando San Píter en su librito. Algo que no puede catalogarse allí es el calentamiento global, porque tanto que nos lo advirtieron, pero necios y ahí íbamos, como decirnos que no volviéramos con nuestros ex, eso sí es meter las cuatro.  Es tal el impacto ambiental que hemos provocado que no es raro que caiga nieve en México, que en Europa la temperatura alcance los 41° o que en la India la sequía esté pegando como nunca lo había hecho.

Se han hecho manifestaciones, sobre todo de juventudes en distintos puntos del mundo para hacer conciencia del calentamiento global, enfatizando que, si ahora no se hace algo al respecto, nos va a llevar la que nos trajo, la gran puta. Ya nos echamos el lago de Amatitlán por tanta mulada y no escuchar a los expertos, ¿Esperamos echarnos también el de Atitlán? Un montón de mara ha empezado con acciones individuales y colectivas, sin ir muy lejos y sin desviarnos de la cultura, el artista Benvenuto Chavajay originario de Sololá, ha iniciado un proyecto para cuidar el recurso más preciado que tienen: el Lago de Atitlán, donde está invitando a artistas a colaborar no sólo con él, sino también con la comunidad y devolver una buena acción a ese lugar que les ha dado inspiración, trabajo, proyectos, etc. Conversamos con Benvenuto sobre esta  iniciativa que promete alterar la manera en que hemos concebido las bienales desde la ciudad…

 

¿Qué es la Vienal del Lago y por qué con “V”?

Bueno, esta es la primera entrevista que hago sobre la Vienal y también la primera aclaración, porque siempre me han dicho ¿Por qué “Vienal” con v y por qué no con b? La diferencia con B y V, la v pequeña es de pueblo, o sea, del lago. No sólo del lago, sino que también es parte de lo que nosotros hemos imaginado y también hemos construido sobre la respuesta a las grandes cosas que suceden en diferentes lugares; el arte que trabajamos nosotros también, siempre es la respuesta de lo otro. La Vienal del Lago, es la bienal de la vida, porque para nosotros el arte y la vida van en el mismo camino, en el mismo horizonte.

Lo que hace la diferencia con respecto a las otras bienales (donde el arte está más arriba, es elitista, y la vida no). Esta Vienal es permanente, no es como las otras que pasan cada cierto tiempo y en ciertos lugares. En esta Vienal valoramos el trabajo, el empeño, el tiempo, el espacio (el lago). Por ejemplo, uno sólo ve el pescado que llega a las 6 de la mañana al mercado, pero no sabe que los pescadores llegan a tirar sus anzuelos a las 3:00 de la mañana, cómo pescan, nadie les da el valor. No nos damos cuenta de lo que sucede atrás de todo esto. ¿Cómo es una bienal diferente?, no precisamente tiene que ser de arte.

Benvenuto Chavajay durante la entrevista en La casa de Cervantes, ciudad de Guatemala. Fotografía Fernando Chuy

También es la V del volcán que vemos, por lo menos de dónde yo soy (San Pedro La Laguna, abajo del volcán) es como invertir la V del volcán con la V de la vida, yo creo que damos un toque especial a la Vienal del Lago. Nombrada así porque sucede en el Lago. Como yo soy artista, así como también estoy involucrado en el proyecto, también hay otros artistas que tenemos que acudir a las metáforas, a las analogías del arte para hacerla diferente.

 

¿Por qué la Vienal del Lago es permanente?

 Es permanente en el sentido de que no hay una fecha específica sobre dónde y cuándo termina. Ya hemos empezado con diferentes invitados. No llegan precisamente por aplicación, como hacen los otros (galerías, exposiciones), esto se hace más que todo por reconocimiento, que hayan trabajado con proyectos sociales. Como nuestra invitada María Camila que es de Colombia, ella conoce el lago desde sus visitas como turista y ahora como estudiante de arte le interesa también visitar el Lago pero con otro concepto de visita, no como todos lo hacen sino que con el enfoque principal de que el lago está contaminado. El lago está enfermo y necesita apoyo, necesita de todo.

 

¿Cuál es el objetivo principal de la Vienal del Lago?

El saneamiento del lago. También tenemos proyectos a futuro con otros artistas y pintores de Guatemala. El proyecto sería en el lago, más que todo en San Pedro, pero esperamos replicar en otros lugares y pueblos alrededor del lago; es la reflexión a través del arte de cómo el lago se está contaminando y las causas y consecuencias que esto trae.  También reducir el uso de plásticos, en San Pedro unos jóvenes se dieron cuenta que podían ponerse a limpiar, pero siempre recogían la misma cosa. Cada 15 días iban a limpiar y siempre era lo mismo, entonces fueron a proponer la prohibición del uso de cualquier plástico desechable, eso lo venían trabajando desde el año 2009.

 

¿Quiénes participan o participarán de esta Vienal?

Tenemos un amigo que está involucrado con el proyecto, es un científico matemático de San Pedro la Laguna, es tzutujil. También llegan visitantes y compartimos las ideas de que el lago está mal, y les preguntamos en qué nos pueden apoyar. Entonces el apoyo más inmediato es dar un costal e ir a limpiar el lago, esa es la primera acción inmediata. Pintores, artistas, poetas, etc., que han hablado y que se han hecho fama y nombre del lago, tal vez no conocen el lago, pero en esta forma a él (artista), lo invitamos a reconocer al lago, que nos acompañe a limpiar y a sanar nuestro lago. Ese es el punto y enfoque, por eso se da en el Lago.

 

¿Cómo se organizan para saber quiénes participan en la Vienal?

En San Pedro tenemos un grupo de cantinas, grupo de los sábados, porque no tenemos espacio para hacer un centro cultural. Nuestro centro cultural son las mesas de cantinas, son las playas. Antonio Pichillá es artista de San Pedro, Manuel Chavajay, Pedro Chavajay y el matemático Domingo Yojcom, que son con los que compartimos ideas, los que estamos en San Pedro.

Fotografía de Fernando Chuy

¿Por qué debe ser una actividad artística con un trasfondo ambiental?

Porque el arte es eso, es sanar y creo que es el momento perfecto para hacer proyectos, no para hacer una exposición, una pinta, una instalación contemporánea, sino que el invitado (que no precisa de ser un artista) pero sí un ser humano que tenga consciencia de lo que adolece a nuestra cultura y nuestra naturaleza.

 

¿Qué tienen preparado para más adelante?

En 2020 vamos a trabajar proyectos con artistas, no artistas, escuelas, no escuelas, en los 12 pueblos que están alrededor del lago. Vamos a trabajar con ellos, hacer consciencia sobre la historia del lago y por qué el lago se está contaminando. A mí no me importa que sea un gran pintor el que participe, sino un des-pintor pero que sí haga consciencia social, eso es lo importante.

 

¿Quiénes te han apoyado con este proyecto?

Es un poco difícil porque no hay financiamiento, pero hay otro tipo de colaboraciones y apoyo, más que todo de la gente de San Pedro. Vamos a involucrarnos con las escuelas para este tipo de trabajo. Pisto no tenemos, no hay, pero creo que eso se consigue.

 

¿Has enfrentado algún obstáculo?

No directamente. Hay un conflicto desde hace unos 4 o 5 meses entre la población y unos “amigos del lago”. Siempre hay intereses personales e institucionales. Como proyecto artístico nosotros lo que hacemos es atestiguar lo que pasa en los dos bandos, no precisamente tenemos que estar de un lado. Nosotros somos esa línea de la contemporaneidad que aglutina los problemas y promueve sanar a través de los proyectos del arte. Sabemos que hay mucha basura ajena en el lago, pero también hay mucha basura local. Los locales sí sabemos reconocer nuestra propia basura y estamos viendo como sanar. Nosotros como pueblo estamos cansados de recoger la basura ajena, la que producen los turistas extranjeros, turistas nacionales. Hay que aceptar que este es un problema nuestro, no de la municipalidad. Los otros que no son de la población también quieren asumir sanar el lago, pero que no sea haciendo super proyectos viciosos que no consultaron al pueblo. Estos son proyectos que traen problema, nosotros no queremos eso, sino sanar el lago.

 

¿Has recibido alguna crítica al llevar a cabo este proyecto?

Sí, pero yo diría que más que todo es la duda de colegas artistas y amigos de todas partes que miran “La Vienal del Lago” piensan que es de arte, que vamos a llevar pintura, escultura en el lago. Esto es aparte, totalmente diferente. Si el artista no ha trabajado consciencia social aquí no cabe, no importa que sea mi papá, mi mamá, mi amigo…

Si el artista, político, deportista tiene consciencia social sobre lo que está pasando a nivel mundial, no sólo en el lago, bienvenido. Esto no es la bienal con logos, libros y catálogos. Quizá más adelante con un financiamiento podría hacerse como una revisión o historia sobre la Vienal del Lago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *