Mientras haya FILGUA…

Fotografía de Fernando Chuy

Decidí asistir a la XVI Feria Internacional del Libro en Guatemala, la gran orgía literaria que tiene lugar este fin de semana en el Forum Majadas, para ello me hice acompañar por el comandante Nagüi y el pertinaz camarada Chuy. La idea era conocer de primera mano la percepción de libreros, editores y escritores sobre las principales novedades publicadas este año, sus recomendaciones personales y además la percepción que tienen de la feria.

Primero le caímos al man de la librería Casa del Libro para conocer cuáles eran las novedades por allí y que nos dijera cuáles son los libros que más la prenden y se mueven en su stand. Sin lugar a dudas Pequeñas lámparas de Luis de Lión es el más buscado (dentro de las novedades), un libro que estaba perdido y que valdría la pena preguntarle a su hija Mayarí De León, cómo hizo para recuperarlo. Entre los libros más vendidos, Filóchofo sigue siendo el rey, por él es por quien más se acercan a preguntar.

Seguimos avanzando por los pasillos de la feria en nuestra búsqueda arbitraria, era el turno de visitar a los muchachos de Catafixia Editorial. Nos encontramos con Carmen Lucía Alvarado quien amablemente respondió la ráfaga de preguntas que le hicimos…

¿Cuál es tu percepción de la feria, qué novedades presenta este año la editorial?

La FILGUA va muy bien, es algo que va creciendo cada año, siempre hay algo mejor, más gente, más producción y a nosotros nos ha ido bastante bien porque tratamos de traer siempre libros nuevos, que aporten algo al panorama de las lecturas de los guatemaltecos que afortunadamente son lectores que se han ido sofisticando con los años. En diez años que tenemos de estar en FILGUA hemos visto el cambio del perfil de los lectores. Saben que están en un lugar con ciertas limitaciones con los libros entonces cuando es la feria aprovechan la ocasión.

Entre las siete novedades que presenta Catafixia para esta edición de Filgua se encuentra La crítica de las almas de Sergio Valdés Pedroni, una reunión de columnas que van del año 1996 al 2002 que hablan del panorama del llamado arte de post guerra.  También se puede encontrar una reedición con numerosos cambios de Memorias del año de la Cayetana de la escritora salvadoreña Jacinta Escudos, que ganó con esta novela el Premio Centroamericano de Novela Mario Monteforte Toledo en 2003.

¿Qué título es el más vendido por la editorial?

El libro más vendido de Catafixia es Colonialismo y revolución de Guzmán Böckler, un libro previo al título Donde enmudecen las conciencias.

Carmen Lucía Alvarado de Catafixia Editorial. Fotografía de Fernando Chuy

¿Por qué les interesa tanto reeditar la obra de Guzmán Böckler?

Creo que es esencial leerlo, es como desatar nudos. Donde enmudecen las conciencias es como desandar la historia para entender el discurso oficial. Es bastante útil, entendés muchas cosas. Comprendés por qué estamos tan mal.

Nos despedimos de Carmen y a huevos me quedé con ganas de comprar el libro de Böckler, pero ya Cristóbal Pacheco se había embolsado mis fichas presupuestadas para la feria y también mala onda llevármelo sin pagar.

Visitamos en tres ocasiones el stand de editorial cultura. Primero encontramos a Wingston González quien nos hizo un repaso por las novedades que presentan este año (un catálogo numeroso sin duda, mejor vayan a verlo ustedes por su cuenta). Se observa a simple vista un salto de calidad en relación a las portadas de los libros, esto según Wingston se debe a que estandarizaron el diseño (ahora no tienen que andarse preocupando por donde van las cosas).

Wingston González de Editorial Cultura. Fotografía de Fernando Chuy

Los más vendidos variaron un poco según a quién le preguntábamos. A criterio de Wingston, los más vendidos son El boxeador polaco de Eduardo Halfon, Saga de libélulas, un thriller de Francisco Alejandro Méndez, Viento de primavera de Alaíde Foppa.

Volvimos por más y Wingston había desaparecido, pero allí estaban Vania y Miguel Ángel. La recomendación de Vania Vargas y Miguel Ángel Guzmán más allá de las ventas y de las novedades es La ruta de su evasión de Yolanda Oreamuno. En palabras de Vania se trata de una novelona. Es increíble esa novela, está a la altura de cualquiera del “boom”, y vos te preguntás ¿Por qué no la mencionan?

Vania Vargas y Miguel Ángel Guzmán de Editorial Cultura. Fotografía de Fernando Chuy

Por suerte, esta novela la tengo empolvándose en mi casa, así que si lo que aquellos dicen es cierto ya la cuadré con horas de entretenimiento.

Ya en la última etapa de nuestro recorrido fuimos a buscar a Raúl Figueroa Sarti de F&G Editores para que nos contara cómo iba la cosa.

¿Cuál es tu percepción de esta FILGUA?

Para nosotros es muy importante volver a hacer la feria. Pareciera que cada año tenemos que insistir, volver a empezar en el sentido de que es una batalla permanente. Conseguir los patrocinios para poder hacerla. Creo que reconfirmamos que este espacio (Forum Majadas) es el indicado para la feria, más adecuado que el Parque de la Industria.

Estoy muy contento con la Feria, con los autores que han venido como invitados. Hemos tenido una muy buena participación del público en general en las actividades que vienen presentando los académicos invitados, se nota un interés por la temática. Además, ha habido una buena afluencia de público, no sé en términos estadísticos, pero a nosotros como F&G nos ha ido muy bien con las ventas.

Raúl Figueroa Sarti de F&G Editores. Fotografía de Fernando Chuy

¿Cuáles son los libros más vendidos de F&G?

Racismo, genocidio y memoria, Guatemala, linaje y racismo de Marta Elena Casaús Arzú, La hora del comediante, El patio trasero II de José Carlos Móvil y Atemorizar la tierra de George Lovell

¿Qué libros recomendás a título personal para engordar la biblioteca?

En materia de ciencias sociales recomiendo Guatemala, linaje y racismo, una lectura obligada para entender el país y en materia de literatura el Popol Wuj de Sam Colop y El señor presidente de Miguel Ángel Asturias.

Ya para cerrar la jornada y luego de dar varias vueltas sin poder encontrar a Eynard Menéndez por fin logramos dar con él y preguntarle sobre la novedad de la editorial Los Zopilotes…

Fotografía de Fernando Chuy

¿Cuál es la historia detrás de la publicación de Cantos a la marimba de Joaquín Orellana?

Es un texto que había estado inédito desde 1983, lo recuperó un compañero, Jonathan van der Henst que tiene cercanía con Joaquín. Se recuperó este poemario junto con dos obras musicales que están en proceso de ver qué hacen con ellas. Se acercó a mí, para ver si nos interesaba como editorial publicarlo.

¿De qué va el libro?

El poemario tiene una influencia muy marcada de Miguel Ángel Asturias y de Vicente Huidobro, podemos ver además que hay un afán de experimentación formal, es decir hay muchos poemas que están encapsulados en cajas de texto por así decirlo, que se manifiestan a través de flechas y que van guiando al lector hacia lo que él quiere expresar en ese poema específico.

El contenido es una exaltación hacia la marimba, sobre lo que esta provoca, su sonido, la esencia misma del instrumento.

Nos despedimos de Eynard no sin antes conversar sobre su percepción de la feria y con ella se puede interpretar que no a todas las editoriales les va igual en el baile, pero más allá de eso, es innegable que la cita literaria sigue siendo el más importante punto de encuentro entre escritores, libreros, editores nacionales y extranjeros con los lectores.

Mientras haya FILGUA habrá revolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *