¿Tiempos de paz? ¡Andá a la mierda!

Cada palabra que sale de la boca de este personaje está cargada de rencor, por la violencia sufrida en la niñez pero sobre todo por la doble moral del padre que lo acusa de criminal, pero también la explícita consciencia de ser fruto, primero de la esclavitud

¡Estúpidos, mi bandera, idiotas!

Voy a reflexionar sobre La marcha… y sobre el incinerador de las redes sociales desde ese día hasta ayer. ¿Por qué escribo sobre eso? ¿Por gay (quería poner hueco pero muy peyorativo), para estar en la onda?

Mientras haya FILGUA…

Primero le caímos al man de la librería Casa del Libro para conocer cuáles eran las novedades por allí y que nos dijera cuáles son los libros que más la prenden y se mueven en su stand.

Puta muchá, háganme el favor…

Esta nota la escribo rápidamente, influenciado por la anestesia local que me puso el dentista porque me quitaron un mi colmillo (mañana por la mañana amaneceré con varas porque lo voy a dejar debajo de la almohada, ¡metzraña!

La crítica a la actual AEU

Que los guatemaltecos reciban pisto de las diferentes formas de cooperación internacional es una de las derrotas notables a las que obligó la era democrática.